Banner Visita Alamos
Jueves, 07 Febrero 2013 10:47

"No aceptaré riesgos para maestros ni amenazas": Gordillo

Elba Esther Gordillo Morales, presidenta del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), demandó una reforma a fondo del sistema educativo y no una que sea producto de la negociación entre los partidos, luego de asegurar que los maestros no van a “permitir” que se ponga en riesgo su permanencia en las aulas.



Gordillo Morales dijo que el SNTE está al lado del Presidente en el esfuerzo por la modernización educativa, pero advirtió que la reforma constitucional acordada por el PAN, el PRD y el PRI, proclamada en el Congreso, “no es la reforma del presidente. Es la reforma de una mesa de negociación, donde un presidente tiene que negociar con otros actores”.

“Ni amenazas, ni nada, me van a intimidar. Para morir nací, quiero morir con un epitafio: aquí yace una guerrera, como guerrera murió”, dijo durante la celebración de los 36 años de “unidad” de la sección 36 del sindicato.

La respuesta fue de algarabía que se fundió en gritos de “¡Elba! ¡Elba ¡Elba!”. Estaban ahí más de mil asistentes al auditorio de la sección 36, ubicado en Los Reyes Iztacala.
Gordillo Morales, presidenta del Consejo General Sindical para el Fortalecimiento de la Educación Pública, advirtió que podrá caer uno, dos, tres o cuatro dirigentes, “pero no caerá el SNTE”.

Sobre la reforma educativa, Elba Esther Gordillo describió que se trata de un acuerdo entre el PAN, el PRD y el PRI. Consideró que por ello la iniciativa de modificación a los artículos 3 y 73 de la Constitución.

Gordillo Morales también anunció la creación del Observatorio Nacional del SNTE, en el Consejo que habrá de convocar en los próximos días. Ese Observatorio tendrá como tarea ser la instancia de transparencia y rendición de cuentas a los agremiados respecto a las cuotas sindicales, pero también sobre las labores que realizan las dirigencias y comisionados.

La profesora, quien fue interrumpida casi 20 veces con aplausos y gritos de “¡Duro! ¡Duro! ¡Duro!”, volvió después de varios años a la sección en la que se formó como dirigente en la disidencia, entre las escuelas de Nezahualcóyotl y Ecatepec, en el Estado de México.

La dirigente reconoció que el Estado perdió la rectoría de la educación en la nula supervisión a las normales privadas. “Proliferan las normales patitos, particulares”. Con el cambio de normalistas a egresados con licenciaturas, agregó, lo que se obtuvo es egresados que tienen errores ortográficos, pedagógicos y sin vocación.