Miércoles, 10 Abril 2013 07:49

El Gobierno quiere quedarse con el transporte, acusa Sictuhsa

Hermosillo.- El presidente de la empresa Sictuhsa, José Luis Gerardo Moreno, acusó al secretario de Gobierno, Roberto Romero López, de pretender apoderarse de la empresa para controlar el servicio del transporte público en Hermosillo.
En un encuentro con el Colectivo de Reporteros Sonorenses, A.C., señaló que el interés del funcionario estatal es que los usuarios piensen que Sictuhsa es un problema y que es incapaz de ofrecer un servicio correcto a más de 125 mil usuarios que se mueven diariamente en las 18 rutas.
“Nosotros hemos tratado con el secretario de Gobierno, Roberto Romero, desde enero del año pasado. Hemos tenido altibajos en la relación con el Gobierno del Estado, pero al final hemos visto que la intención del Gobierno es controlar el transporte en su totalidad.
Se han buscado mecanismos para hacerlo, se han convertido en instrumentos para tratar de controlar.
Las propuestas que vienen desde la Secretaría de Gobierno para mejorar el transporte son con el ánimo de controlar el transporte y que el concesionario se haga a un lado”, aseguró.
El presidente de los concesionarios dijo que un ejemplo de ello es que el gobierno les debe 50 millones de pesos, una deuda que ha mermado el funcionamiento de la empresa y, por ende, la prestación del servicio.
Además, acusó a Roberto Romero López de intentar acciones para dividir a los concesionarios y crear una empresa alterna que pueda manejar con facilidad, como ocurrió con la empresa “Siente”, integrada por 71 concesionarios disidentes que ahora no pueden operar porque no hay recursos económicos.
En ese encuentro con los reporteros, José Luis Gerardo Moreno también se refirió a que la situación del transporte público en la capital es insostenible ante la ausencia de recursos por parte del Gobierno del Estado y el otorgamiento de beneficios para los usuarios, como pasajes gratis a estudiantes y el subsidio de dos pesos a quienes paguen con tarjeta de prepago.
“Cuando menos de la Secretaría de Gobierno no hay voluntad política. Tenemos desde el 18 de julio de 2011 operando con subsidios para las tarjetas prepago y dando transporte gratis a estudiantes por un compromiso que hizo con nosotros el Gobierno del Estado; pero hasta ahora nos deben 50 millones de pesos”, dijo.
Actualmente, los camiones de Sictuhsa generan ingresos por 800 mil pesos diarios, aunque la mitad se destina exclusivamente al pago de diésel y un porcentaje alto a las refacciones para las unidades descompuestas.
De acuerdo con el concesionario, desde hace más de cinco meses no se les han pagado las ganancias correspondientes a los transportistas ante la falta de recursos por parte del Estado.