En mi casa limpia nos cuidamos y protegemos de la Rickettsia
Lunes, 12 Febrero 2024 07:54

Entretelones ............................. Manlio ..........................

Temeraria apuesta del PAN
Desde lo municipal 
Adultos mayores, prioridad

Samuel Valenzuela

Aquí es donde uno se pregunta ¿por dónde empezar? frente un altero así de datos, posicionamientos, declaraciones, anécdotas y un trato deferente de quien es considerado por propios y extraños como un referente muy importante del sistema político mexicano.

Odiado por unos, admirado por otros, respetado y temido por muchos, Manlio Fabio Beltrones Rivera fue gobernador de Sonora, dos veces senador de la república y tres veces diputado federal, además dirigente nacional del PRI, dirigente nacional de la CNOP, subsecretario de gobernación, entre otras responsabilidades en la administración federal.

Manlio Fabio Beltrones.

“Solo me falta ser presidente de la república”, comentó en prolongado platique con integrantes del Colectivo de Reporteros Sonorenses, el ahora precandidato al senado de la república postulado por la Coalición Fuerza y Corazón por México, aspiración que ha desatado infiernos entre el oficialismo y sus nada emboscados aliados de color naranja morado, quienes lo consideran como el enemigo a vencer.

Constructor de acuerdos, concertador de soluciones, negociador y punto de origen del avance de la ciudadanización del IFE hasta el INE; generador de la credencial para votar con fotografía, de la Comisión Nacional de Derechos Humanos, fortalecimiento de la autonomía municipal, entre otras.

Beltrones Rivera tuvo fundamental participación en los acuerdos históricos del Pacto por México para el fortalecimiento del Estado mexicano, democratización de la economía y la política, participación ciudadana en el proceso de las políticas públicas y acotar el presidencialismo a través de órganos autónomos reguladores y el fortalecimiento del pluripartidismo en la toma de decisiones de gobierno.

Todo lo anterior ha sido resumido en su propuesta eje desde hace varios años: instaurar en México los gobiernos de coalición para acabar con la espiral descendente donde el que gana una elección lo gana todo y el que la pierde, pierde todo, y el que pierde todo se la pasa zancadillando al que se considera ganador de todo como defensa a los propósitos de aplastamiento total.

Colosio y Manlio, aquellos tiempos.

A Beltrones Rivera lo comenzamos a reportear recién concluida su gestión como diputado federal por el distrito 04, antes con cabecera en Navojoa, luego cubrimos su campaña al senado en fórmula con Luis Donaldo Colosio y después la campaña por la gubernatura, cuya gestión vimos pasar de cerquita, para después bordar frente al teclado sobre su presunta omnipresencia en las tomas de decisiones y definición de candidaturas del PRI; publicitadas confrontaciones con personajes compañeros de partido en disputa por el control de ese partido, y así.

Por muchos años lejano como objeto de reporteo, desde hace unas semanas Beltrones Rivera está de regreso de donde nunca se ha ido, dice y lo hace debido a la toma de conciencia que representó escuchar a una diputada de tómbola Sandra Luz Navarro Conkle, que con todo y su bufanda mal amarrada, alardear del triunfo de la gran batalla “legislativa” para aprobar la propuesta del Poder Ejecutivo de presupuesto federal sin cambiarle una sola coma.

Más o menos así comenzó la interacción entre Beltrones Rivera y los corsarios, en el marco de un ambiente de abierta cordialidad e informalidad, para después entrarle a toda la diversidad de temas para diseccionar la realidad actual de México, que de acuerdo con su opinión, ocurrencias, políticas públicas fallidas han devastado al sistema de salud; mantiene estancado el desarrollo económico y colapsada la seguridad pública.

Luis Donaldo Colosio.

Cuestionó con dureza el paquete de reformas constitucionales enviadas por el presidente al congreso federal, las cuales representarían una regresión histórica en materia de libertades, democracia para este país; reinstaurar el presidencialismo a ultranza, sin equilibrios ni contrapesos.

El campo en el abandono y olvidado; el sistema de salud colapsado y miles de muertes como consecuencia, así como la seguridad que tiene a México en un baño de sangre: “Las cosas van muy mal y resulta una prioridad corregir”, apuntó al subrayar que la única vía es la cogobernabilidad y ello conlleva quitar al presidente la discrecionalidad, trasparentar el ejercicio del poder, considerando que, con el paquete de reformas enviadas por López Obrador, la democracia mexicana está bajo amenaza.

Se deslindó de los presuntos problemas legales de su presunto suplente al senado por lista, Francisco Cienfuegos, a quien dice ni siquiera conocer y que en todo caso, ese trámite de definición de suplencias aún no se concreta, considerando al gobernador de Nuevo León, Samuel García y al candidato presidencial de Movimiento Ciudadano, Jorge Álvarez Máynez, aliados abiertos de MORENA y encargados del trabajo sucio en contra de la oposición.

Consideró como legítima defensa su respuesta a las intemperancias y estupideces de ambos personajes que embrutecidos por el alcohol y sabe qué más, arremetieron en su contra, señalándolos como ejemplos de los que involucionan para convertirse en lo peorcito de la vieja política mexicana.

Por cierto, a pesar de tratarse de un tema muy local, a lo largo del encuentro con el exgobernador, ni siquiera como referencia entró Ernesto de Lucas Hopkins en la conversación, a pesar de ser un “contendiente” a la senaduría y haber sido protagonista del video entre borrachos anaranjados.

En el carnaval de Guaymas.

A pregunta expresa expresó su respeto al gobernador Alfonso Durazo Montaño a quien le deseó que le vaya muy bien, porque con ello le irá bien a los sonorenses; dijo que su compañera de fórmula Lilly Téllez es mujer de valor y valores que podrían complementarse entre sí.

Respetuosa referencia a los dichos del actual secretario del ayuntamiento de Hermosillo, Florencio Díaz Armenta, y por un lapsus se refirió a la titular de la SEDESSON, Wendy Briceño, cuando se trataba de Wendy Guevara, también expresando una disculpa para la funcionaria estatal.

Nostálgico cuando recordó que el sábado pasado Luis Donaldo Colosio Murrieta hubiera cumplido 74 años, para luego entrarle al anecdotario cuando andaban en campaña para el senado; el compromiso mutuo de que el de Magdalena sería la opción 1 para la gubernatura y él la opción 2, aunque en dicho acuerdo se interpuso la decisión presidencial de mandarlo a la gubernatura y reservar a Luis Donaldo para la candidatura presidencial y quien le confesó tener un dulce dolor cuando platicaron al respecto.

Cuestionó duramente como se pretendieron atenuar y se atenuaron las sanciones penales en contra del asesino Mario Aburto y para colmo el que se proponga el perdón. “Quizás Dios lo perdone, pero no cuenten con quienes quisimos y fuimos amigos de Luis Donaldo”, advirtió.

En fin, bordar sobre casi dos horas de plática sería retacar varios Entretelones del altero así de definiciones de quien considera indispensable que México cuente con un senado fuerte y soberano; que sea parte del nombramiento de integrantes del gabinete presidencial para cerrarle la puerta a la incompetencia que caracteriza al actual; acotar ínfulas y pretensiones autoritarias y centralistas del ejecutivo; fortalecer la autonomía entre los poderes y apuntalar la existencia de organismos autónomos; delinear políticas públicas para acabar con la violencia; restituir el diálogo democrático entre sectores y partidos; reconstruir al sector salud y el educativo, y volver los ojos al campo.

Y no, para nada deja ver que sea hasta como para presumir, el que, para el gobierno, el partido oficial y Movimiento Ciudadano, destacando además el ejercicio libre del periodismo de los corsarios, a quienes no se les impusieron ni sugirieron reglas para efectos de las limitaciones de la legislación electoral en las intercampañas ahora en proceso.

Así las cosas, se pudo transmitir en vivo y preguntar lo que se nos diera la gana, quedando bajo responsabilidad del entrevistado en tener cuidado al responder para no incurrir en violaciones a la ley, lo cual fue totalmente a la inversa de cuando hicimos similar ejercicio con la precandidata oficialista al Senado Lorenia Valles, quien evitó la transmisión en vivo desde distintas plataformas de redes sociales, en varias ocasiones simplemente dijo “no puedo contestar eso”, entre otras limitantes.

Perrilla presidencial.

Mientras tanto, diversos acontecimientos son de llamar la atención, principalmente la espectacularidad del escenario de las fiestas del Carnaval de Guaymas, evento en desarrollo que hace destacar la capacidad de organización de la jefa de la comuna Karla Córdova y su liderazgo ante su equipo para ofrecer a miles de asistentes motivos de alta calidad para celebrar.

Por cierto, muy bien el que la ya citada Lorenia Valles y su compañero de fórmula Heriberto Aguilar se hayan colgado de esa fiesta popular para placearse al lado de la popular, exitosa y brillante munícipe, ante las urgentes necesidades mediáticas que les permita posicionarse como personas de carne y hueso y no solo como representantes de una marca partidista, ya que como se sabe, físicamente la gran mayoría no los conoce ni identifica.

Y otro espectáculo, pero éste asqueroso, es la perrilla que lució el presidente López Obrador en su ojo derecho y que contrario al sentido común y a prescripción médica no limitó su agenda pública, cuando cualquier común mortal se mantendría bajo resguardo para no dar tan feo espectáculo y evitar se agrave el furúnculo.

A este reportero nunca le ha salido una perrilla, pero según esto son por falta de higiene o tener un entorno antihigiénico, aunque hay quienes las atribuyen a que el infectado vio defecar a un perro ajeno.