100 por ciento de descuento en recargos de impuestos y derechos estatales
Lunes, 13 Noviembre 2023 07:36

Entretelones ................................ Magia .............................

Reculones
El horror  
Otro palo al PAN

Samuel Valenzuela

Hasta no hace ni tanto, junto con la CROC, CROM y otras siglas, la CTM era considerada como uno de los tres sectores del PRI, el Obrero, y como tal, la Confederación de Trabajadores de México y uno de los tres pilares del otrora partido oficial, fue importante factor de gobernabilidad.

De reconocerse la capacidad de adaptación de sus dirigencias en tiempos de la alternancia, para mimetizarse en circunstancias distintas a sus orígenes que tanto les dio en cuotas electorales, además de ser hasta ahora, importante ente regulador en las siempre complejas relaciones entre el capital y el trabajo, entre trabajadores y patrones.

En Sonora la CTM revive mejores tiempos luego del reflujo a partir del 2009 con Guillermo Padrés en la gubernatura, con cuyo gobierno, dirigentes de algunos sindicatos trataron de congraciarse, como el STIRT, sin lograrlo del todo, aunque de todas formas hicieron mucho daño, retomando dignidades perdidas en la siguiente administración estatal y despuntando de forma sobresaliente en la actual.

Javier Villarreal Gámez.

En este proceso de recuperación mucho ha tenido que ver la conducción de Javier Villarreal Gámez, quien como digno sucesor de Francisco Bojórquez Mungaray, Ramiro Valdez Fontes y Francisco Villanueva Castelo, este sábado pasado fue relecto como secretario General y dirigente estatal de la federación de sindicatos cetemistas, en el marco de un evento-fiesta al que asistió como invitado especial el gobernador Alfonso Durazo Montaño, acompañado del secretario de Gobierno, Adolfo Salazar Razo y el titular del trabajo, Francisco Vázquez.

Consideramos un buen amigo a Villarreal Gámez; lo conocemos desde por allá en 1983 como colaborador cercano al legendario líder obrero y diputado local, Norberto Ortega; luego como regidor del ayuntamiento presidido por Héctor Guillermo Balderrama; segundo de a bordo con Javier Hernández Armenta en la dirigencia del PRI en Hermosillo; su excelente paso como representante del trabajo en la Junta Local de Conciliación y Arbitraje; titular del Instituto del Deporte y la Juventud, diputado local en las legislaturas 1997-2000 y 2015-2018 y dirigente estatal cetemista desde el 2010.

Célebre aquella disputa junto con Pancho Bojórquez por su rechazo al sindicalismo en lo oscurito en la industria y el comercio, donde sus trabajadores ni sabían que estaban sindicalizados, que incluso derivó en un violento zipizape ahí en donde era el VH Centro y así ser importante factor para poner el sello de la CTM en el creciente gremio de las maquiladoras.

Uno de los mayores logros de Villarreal Gámez fue ganar a la Sección 65 la titularidad del contrato colectivo de trabajo de los trabajadores mineros y ahora haber logrado casi la unanimidad en la votación de los sindicatos del cetemio sonorense.

Francisco Vázquez.

Nada nuevo el discurso muy al estilo del llamado “viejo régimen” del dirigente del STIRTT Francisco Contreras, al recurrir a la antigua y recurrida muletilla endilgada a sucesivos gobernadores y gobernadora, al considerar que Durazo Montaño es muy amigo de la clase trabajadora y mucho mejor el reelecto dirigente al abordar el largo listado de exigencias de esa organización obrera en materia de salud, vivienda, jornada laboral de 40 horas, créditos blandos y demás.

Antes como antes y ahora como antes, podría decirse de lo ocurrido en el Centro de Usos Múltiples, con una acentuada autonomía de esa central obrera respecto a su partido madre, el PRI, cuyo dirigente Rogelio Díaz Brown ni siquiera fue invitado, aunque eso sí, la discreta y marginal presencia del dirigente de la Fundación Colosio, Bulmaro Pacheco, y no, todo indica que tampoco fue invitado el presidente municipal de Hermosillo, Antonio Astiazarán Gutiérrez.

Los tiempos son otros o se replica lo ocurrido durante la gestión estatal del PAN, poniendo a prueba la capacidad de adaptación de la dirigencia de la CTM a MORENA como gobierno, con la ventaja de evidentes coincidencias en materia laboral y una tersa relación en los últimos dos años que se refleja en un ambiente y relación obrero patronal sin mayores problemas.

Así, operó la magia tan popular en estos tiempos: quizás incomprensible para dogmáticos, cómo esos representantes del “viejo régimen” se llevan de piquete de ombligo con el gobernador Durazo y quienes en el pasado fueron vilipendiados por corruptos y sindicalistas charros, ahora han sido purificados solo por el hecho de colaborar con el gobierno morenista para mantener la indispensable paz laboral.

AMLO entre más lejos mejor.

Quizás por eso, Durazo Montaño no necesita que en el ámbito laboral y sindical le hagan el paro el corruptazo y ratero Napoleón Gómez Urrutia con su fantasmal Confederación Internacional de Trabajadores o Pedro Haces Barba y su no menos fantasmagórica Confederación Autónoma de Trabajadores y Empleados de México, pilares obreros de MORENA.

Por otra parte, este lunes cumple 70 años el presidente Andrés Manuel López Obrador y tal como lo anunció, festejará la fecha en territorio de la Tribu Yaqui, donde además evaluará avances del Plan de Justicia que impulsa para esa etnia desde el 2019.

Pues vaya brete para los del área de seguridad toda vez la delicada situación reportada en los últimos días por ajustes de cuentas entre bandas del crimen organizado y donde buena parte de esa región es tierra de nadie, con la esperanza de que los líderes de esas bandas se hayan enterado de tan ilustre presencia y hagan una tregua para evitar un soponcio al anciano.

No nos consta, pero aseguran de sustanciales avances en materia de salud y educación, pero sin gran cosa para reportar a casa en carreteras y vialidades o introducción de servicios como agua potable y drenaje, además de alargarse el tiempo en la construcción del canal para dotar de agua al nuevo distrito de riego, aunque el no terminar la obra nada importa, dado que no hay y la mayor parte de ese hectareaje no está acondicionado para el cultivo de nada.

Castro Cosío y Sánchez Navarro.

Por supuesto que el titular de asuntos indígenas, Adelfo Regino y el gobernador Durazo le dorarán la píldora y ofrecerán un promisorio panorama para alimentarle el ego, frente a un plan que obviamente no será una realidad antes de concluir su desastrosa gestión, cuyos objetivos quedaron muy cortos al ser producto de fantasías populistas.

Curioso caso el del presidente al preferir dar un paseo por el noroeste de México, cuando la lógica supondría optar en todo caso por atender de forma personal a la crisis humanitaria en 45 municipios del estado de Guerrero, particularmente Acapulco por el impacto del huracán Otis.

Entre más lejos de calamidades mejor, es la consigna de quien prefiere agendas color de rosa; evita ambientes no controlados para en lugar de recibir reclamos escuchar loas y darse los placeres no comprendidos de besuquear a desprevenidas mujeres y niñas.

En Acapulco y comunidades de la montaña guerrerense las cosas se agravan; miles de toneladas de basura y azolve se mantienen sobre vialidades; es mentira la cobertura del 100 por ciento de electricidad; la infraestructura educativa y de salud opera al 30 o menos por ciento; siguen rotas las cadenas de suministro de alimentos, agua y medicinas; en vasta región costera y áreas conurbadas de Acapulco no llega agua ni comida, además de la ausencia de autoridad.

Dicha realidad es negada por el presidente y por eso la declaratoria del fin de la emergencia y la orden a lacayos en la Cámara de Diputados para dejar en cero el presupuesto 2024 para la reconstrucción y como decíamos, ni siquiera mirar hacia ese estado del país, conformándose solo a sostener reuniones con los ricachos de las cadenas hoteleras.

Sheinbaum en burbuja negra.

Por cierto, nos tocó ver la videograbación donde el gobernador de Baja California Sur, Víctor Castro Cosío increpa al empresario Eduardo Sánchez Navarro con una serie de sandeces que nos hace sospechar que el mandatario andaba borracho, drogado o de plano ya está dando el pejato.

Los sonorenses debemos sentirnos afortunados porque Durazo Montaño tiene la templanza y la ecuanimidad para un día estar con empresarios de alto perfil, sea en público o en privado y al otro o pocas horas después interactuar de igual forma con colonos urbanos, sindicalistas y demás, y no porque a lo mejor todo sea de su gusto, si no que tiene la serenidad institucional y respeto hacia los demás que obviamente carece el vejete peninsular o también queda la opción de que nuestro gobernador es medido al echar la pistiada y por eso no sale con esos desbarres.

Por lo pronto MORENA y su dueño el presidente, andan en una burbuja bastante negra luego de la faramalla, la simulación y patrañas para definir candidaturas a los gobiernos estatales en disputa en las elecciones del año próximo, con damnificados cuyas reacciones podrían agravar las pugnas internas entre las tribus morenistas, más allá de las provocadas por la turbia designación de Claudia Sheinbaum como virtual candidata presidencial.

En grave predicamento quedó esa señora luego de imponerse el presidente en la designación de Clara Brugada  y dejar colgado de la brocha a Omar García Harfuch para el gobierno de la Ciudad de México, muchos retobos y resentimientos en otras.

Al barbie consentido de la mentada grisácea señora ya le ofreció premio de consolación, solo que no sea como el de Adán Augusto López, a quien se le anunció una coordinación de alguna área del equipo de la papa sin sal y de él no se ha sabido nada, como tampoco se ha sabido nada del lomo de liebre y camaleónico, Sergio Gutiérrez Luna y de Ignacio Mier, entre otros, que se escaldaron lamiendo verijas presidenciales y a la hora del reparto de candidaturas fueron arrojados a la fosa séptica.