Uniformes por la transformación
Lunes, 21 Noviembre 2022 07:21

Entretelones ................. Urgencias ..................

Con la varilla ensartada
No apto para inocentes
Doble moral panista
 

Por: Samuel Valenzuela Ortega ...........Luego de darse a conocer la propuesta de paquete económico con el que el gobierno de Sonora sustentará legalmente sus ingresos y el destino del gasto del 2023, urge una estrategia de contención de versiones incompletas y sesgadas y para hacerlo se requieren explicaciones claras y completas.

Se supone que para eso está la legislatura sonorense, que es donde finalmente se dará trámite a las iniciativas de leyes de Ingresos, de Egresos y demás que les hizo llegar el gobernador Alfonso Durazo Montaño y que tratándose de estos nuevos tiempos, se deberá o se debería de aplicar el criterio del parlamento abierto antes de someterlo al pleno.

A través de esa figura es menester socializarlo ante la ciudadanía hasta donde se pueda, al tratarse de un tema eminentemente técnico y propio para iniciados, aunque hay que apostarle a la inteligencia de la gente e involucrarla en uno de los temas sustantivos de las responsabilidades del poder legislativo, a la par que la fiscalización, sin importar que sean contados las y los integrantes de la representación popular sonorense que le entiendan.

Pero no se requiere ser muy sagaz ni astuto, leído y escribido, para entender que en el proyecto de presupuesto 2023 se contemplan varios incrementos a impuestos que impactan de forma directa a la economía ciudadana, como es el caso de la revalidación de placas, al hospedaje y a nómina, a la renovación de licencias para la venta de alcohol, entre otros ajustes que incluyen alzas para homologar inflación, que en conjunto, buena parte de esos costos adicionales irán con cargo al consumidor final.

Omar del Valle

Es por todo lo anterior que urge intensificar formas comunicativas que expliquen y justifiquen la propuesta del ejecutivo, porque por lo pronto y hasta ahora, es creciente el apuntalamiento de una percepción social muy negativa respecto al gobernador Durazo Montaño, a quien tildan de mentiroso y olvidarse de compromisos de campaña.

En otras palabras, el titular de Hacienda, Omar del Valle Colosio tiene mucho que decir todavía; es necesario que para el entendimiento, amplíe eso de que el 50 por ciento de incremento al impuesto a nómina no afecta en nada a empleadores de la entidad porque se compensan al eliminarse otras cargas impositivas, cuando disponemos de opiniones que simplemente desmienten tal cosa.

El similar 50 por ciento de incremento al hospedaje obligará a ajustes tarifarios a la llamada industria sin chimeneas de la entidad y un agregado a costos para turistas nacionales y extranjeros, quedándose corta la justificación del titular de hacienda al informar lo que todo mundo sabe: tal recaudación es para promover el turismo, sin que se sepa como es su ejercicio, quedando más bien la idea de que tales ingresos adicionales son para compensar el hecho de que en la propuesta de presupuesto para el 2023, la Secretaría de Turismo tiene una asignación igual que la de este ejercicio 2022.

En el caso del incremento a placas y su revalidación, la conseja popular hasta hace chunga, ya que para incrementar el costo de un producto, la primera condición es que haya en existencia y peor, el que lo recaudado irá a un fondo para financiar la adquisición de camiones para el transporte urbano o sea, ahora quienes tenemos un carro nacional vamos a fondear a empresarios transportistas que históricamente se han distinguido por ineficientes y gandayas.

José Luis Alomía

En todo caso, que esos recursos vayan a becas, para el equipamiento de salud, para programas de apoyo en contra del hambre; para alguna estancia infantil o refugio de mujeres víctimas de violencia, y en fin, a tantas prioridades que nada tienen que ver con el evidente lucro de quienes se dedican al transporte urbano.

Tenemos muchos años de cobertura de este tema y por eso no descartamos que esos tres o cuatro puntos polémicos solo sean artículos gancho para distraer a diputadas y diputados, así como a la opinión pública, sobre lo importante para el gobernador y su administración, dilema que a lo mejor se dilucida en la eventual comparecencia de Del Valle Colosio en el Congreso del Estado.

En nuestro caso, la mayor duda, ignorancia, desconocimiento o inexplicable sobre ese complejo tema, es el referente a la asignación de más de siete mil millones de pesos para la Secretaría de Salud, cuando se supone que dichos servicios y toda su infraestructura fueron transferidos a IMSS-Bienestar, con el entendido que la dependencia a cargo de José Luis Alomía asumiría solo funciones normativas, con los consecuentes grandes ahorros presupuestales, aunque como están las cosas, pareciera que en efecto, todo el sector salud de la entidad se federalizó, pero no sus costos.

Distracción en el Congreso

También habría que esperar una explicación de porque la Sagarhpa tendrá un presupuesto de poco más de mil 300 millones de pesos el año próximo, 74 millones menos que en este ejercicio y que a Economía se le hayan reducido poco más de 400 millones respecto a los 600 y cacho de este año o que a turismo no se le haya asignado un cinco más del presupuesto en ejercicio, cuando se supone que viene un boom en dicho rubro o que a pesar de que se diga que es el presupuesto más social de la historia, a la SEDESSON solo se le hayan incrementado poco más de 48 millones de pesos al presupuesto de este año.

Algunas explicaciones deberían de darse sobre estos temas y es de esperarse que diputadas y diputadas los tengan en su radar en una eventual comparecencia de Del Valle Colosio, aunque la verdad nos gana el escepticismo porque todo indica que por rumbos del Congreso del Estado no le moverán una coma a esa propuesta, porque la mayoría anda distraída en peteneras y simulaciones en temas carentes de sustancia a estas alturas del partido, frente a la prioridad del rubro presupuestal.

Ya con el paquete económico en su cancha, resultan fregaderas la rústica y descarada simulación de parlamento abierto orquestada en torno a la adelantadísima reforma electoral enviada por el ejecutivo para que la elección por la gubernatura de Sonora sea concurrente a la presidencial, supuesto que tendrá vigencia hasta dentro de cinco años dada la implicación de que el gobernador que se elija el 2027 tendría un ejercicio de tres años.

No se entiende el porque teniendo un tema de efectos tan inmediatos y actuales como es el presupuesto para el 2023, se convoca a una reunión tipo fastrack para platicar sobre algo que tendrá relevancia a tan largo plazo, solo para cubrir las formas que establece la figura del Parlamento Abierto, tal como lo denunció la diputada coordinadora de la bancada de Movimiento Ciudadano, Rosa Elena Trujillo, al informar que el albazo pretende ser aplicado el próximo 29 de este mes, aprobando dicha reforma sin la debida consulta ciudadana.

Juan Francisco Gim

Cual es el apuro pues, cuando además está por verse lo que ocurra a nivel federal, con el riesgo de que cualquier cosa que se haga acá, quede sin efecto y se tenga que hacer una reforma de gran calado a la legislación electoral.

Así las cosas, de reconocer la paciencia de invitados a opinar sobre el tema, como son los casos de Rafael Ramírez Villaescusa, abogado general de la Unison; Alberto Haaz Díaz, presidente del ISAP; Leopoldo González Allard, presidente del Tribunal Estatal Electoral; Nery Ruiz Arvizu, presidente del IEES; y a Eduardo Sánchez Moreno, en representación del Poder Judicial, evidentemente sorprendidos por la cita que les llegó de parte de Jacobo Mendoza.

Por otra parte, lamentable la gansteril maniobra del ayuntamiento de Nogales para evitar la celebración de la asamblea en el V Distrito de la organización VAMOS, en el marco del proceso de obtención de registro como partido estatal.

De no creerse la mafiosa conducta del alcalde Juan Francisco Gim Nogales, de quien creíamos era otra cosa más decente, a no ser que alguno de los trogloditas que tiene en su equipo, armó todo un bloqueo para evitar el acceso de ciudadanos al lugar donde se llevaría a cabo la reunión que sería sancionada por el IEES e incluso hasta destrozaron una vialidad para taparle el ojo al macho.

Norberto Barraza

Bien por Norberto Barraza al optar por mejor cancelar dicha asamblea para no poner en riesgo a ciudadanos, al personal del IEES y a su equipo, luego de recibirse hasta amenazas de muerte y de forma por demás extraña poner seis patrullas municipales para reforzar el bloqueo; atravesar un camión supuestamente descompuesto y hasta un trascabo removiendo concreto y lo más curioso es que al darse a conocer la suspensión de la asamblea, desaparecieron todos esos actores que impidieron la participación ciudadana.

Es evidente que el atentado contra una legítima aspiración lo perpetró el ayuntamiento de Nogales y que todo fue documentado por la representación del IEES que siempre acompaña a dicho trámite y seguramente habrá consecuencias.

Esas tácticas represivas son propias de quienes sin serlo, posan como liberales, progresistas y hasta de izquierda y sus actos pueden ser ubicados como de la ultraderecha, como es el caso de Gim Nogales, espécimen que desafortunadamente abunda en la 4T, aunque también hay auténticos que tienen que conciliar todo eso que no encaja porque va contra todo aquello que por siempre ubicaron como contrarios a las causas populares.

Pero difícil conciliar el que el presidente Andrés Manuel López Obrador sea admirador y defensor de los derechos de la máxima representación de la ultraderecha a nivel mundial como Donald Trump; antimexicano hasta el tuétano; mentiroso contumaz y provocador de una insurgencia en contra del sistema electoral y democrático de Estados Unidos.

Difícil debe ser conciliar para verdaderos liberales, progresistas y de izquierda, el que desde la cúpula del gobierno se promueva un régimen de partido de Estado; la militarización; dan trato de enemigas a mujeres feministas; despliegan indecoroso culto a la personalidad y a la autocracia.

Ricardo Monreal

Esos no pueden ser de izquierda; son solo oportunistas colgados de la nómina del gobierno, chemones y burócratas que solo vinieron a suplir a sus iguales del reciente pasado y por ello urge que haya un deslinde de los auténticos comprometidos con las causas populares y su formación ideológica, de los que por amistad, influencias, compromisos económicos, compadrazgos y simulaciones, de representar lo más pútrido del viejo régimen, ahora se dicen abanderados del “nuevo”.

En dicho contexto llama la atención el posicionamiento de Ricardo Monreal en su evento para confirmar su condición de corcholata, que si bien es un mero discurso que no garantiza nada como no garantizó nada el discurso de López Obrador, destaca el contraste del político zacatecano al ejercicio presidencial de confrontación, odio y a esa nueva forma del más rancio conservadurismo que personifica el presidente.

Percibimos simulación de parte de Monreal, así como oportunismo por que sabe de la generalizada percepción respecto a la fallida y desgastante vocación para la confrontación y por la ruptura del inquilino de Palacio Nacional, incluso entre importantes liderazgos de MORENA.