Uniformes por la transformación
Jueves, 17 Noviembre 2022 07:00

Entretelones .................. Niñerías ...............

Calabazas desacomodadas
Regreso al pasado
Gatopardismo
Por: Samuel Valenzuela Ortega .......... Antes de entrarle a la formalidad, fíjense que el martes pasado, de pasadita le caímos a la farmacia de una tienda departamental sobre el vado, cerca del Centro de Gobierno, ya que nos recomendaron ponerle Vitacilina a una despellejadura en la canilla derecha del Choko.

Contrario a lo de siempre, en ningún estante encontramos ese producto que se publicita con eso de que “en la casa, en el campo o en la oficina, tenga usted Vitacilina”, y al preguntar al encargado, nos comentó que se había agotado de forma sorpresiva en los últimos días e incluso que estaría fuera del mercado de forma indefinida. “Ya no la vamos a vender”, dijo.

Lo anterior viene al caso por los impresionantes los efectos de la movilización ciudadana del pasado domingo en el régimen oligárquico que encabeza Andrés Manuel López Obrador, quien no solo retiró de facto su arcaica propuesta de reforma electoral, si no que como niño berrinchudo, busca desquite convocando a otra movilización, ahora de sus bases de apoyo.

Y antes de seguirle, va el significado de la palabra oligarquía para determinar de qué lado está en estos tiempos: “Sistema de gobierno en la que el poder está en manos de unas pocas personas pertenecientes a una clase social privilegiada”.

Así las cosas, tales efectos y reacciones ratifican el resonante triunfo de la voluntad ciudadana del más amplio y plural espectro de la sociedad mexicana, en contra de los descontrolados arrebatos de un presidente en franco deterioro mental y que ahora propone medir fuerzas desde la arrogancia del poder, contra una sociedad civil que por mera voluntad personal, ejerció su derecho a manifestarse.

Predecible y simplista el presidente. Su primera reacción fue minimizar la asistencia a la marcha, particularmente a la celebrada en la Ciudad de México; luego, ante su dolorosa aceptación de la realidad que muestra el abundante material videográfico, se le ocurrió anunciar reformas a leyes secundarias con las que supone se saldría con la suya, en el marco de aberrante argucia que no resiste cualquier análisis de pasantes de derecho constitucional.

Y ya por su estatus de senil infantilismo, convocar a una “contramarcha” que le permita la sanación de su maltratado ego, pero a la vez, exhibir que a pesar de lo que diga él y su caterva de corifeos, la masiva movilización nacional del domingo pasado les caló muy hondo y que no fue lo anodina que dicen que fue, mientras les tiemblan las corvas, faltando solo que el presidente en sus afanes por sacarse la varilla, lance el reto para ver quien la tiene más grande o mea más lejos.

Muy allá de nuestro fuero interno, quisimos creer que ante la movilización popular, la reacción de López Obrador sería acorde a su investidura, pero que va, porque radicalizó su apuesta de confrontación mediante injurias de callejón y descalificaciones; anunciar sus travesuras inconstitucionales, y ahora el colmo, ir por la revancha con una contramarcha de consolación, de reconstituyente de ego, frente al creciente desprecio ciudadano.

Qué lástima, que doloroso el ver en lo que ha caído alguien en el que fueron depositadas tantas esperanzas para lograr un México mejor y que ya hereda uno sumido en discordias causadas y promovidas por él mismo; con más pobreza y rezago; de vergüenza en el entorno de las naciones, pero que goza de la exhibición de voluntades y simpatías compradas, muy baratas, por cierto.

Resulta una soberana estulticia el pretender establecer comparativos de lo que fue la histórica y masiva movilización ciudadana del domingo pasado para defender la democracia y lo que será la que organice para sí mismo el presidente, con todo el poder del Estado, de la Guardia Nacional, de las fuerzas armadas, con acarreo, tortas, aguas frescas y cash; sin mañosadas como esa de la declaratoria de contingencia ambiental ni conteos tramposos.

Y seguramente antes de concluir este miércoles, el partido oficial anunciará que esa marcha para la sanación del lastimado ego de su amo, se replicará en todo el país sin reparar en gastos o sea, ya ganó la sociedad civil, esa que representa el más amplio espectro social, económico, político e ideológico de este país y que por voluntad propia, sin más incentivo que expresar su desacuerdo a la contrarreforma electoral, en tanto que la de López simplemente es una reacción berrinchuda en la que participarán incondicionales comprados, abyectos y muchos aún con cierta esperanza de que a fin de cuentas no les fallará el que aun confían, a pesar de haber fallado tanto.

Así como lo leen: en el paroxismo de sus achaques seniles, López Obrador anunció que su gobierno marchará para apoyar a su gobierno con el fin de contrarrestar la marcha que contra decisiones de su gobierno realizó la sociedad civil, en una dinámica gubernamental reactiva, que en las últimas semanas le ha resultado imposible imponer agenda ni distractores.

Pues a lo mejor es el caso de que sean distractores para que pase desapercibida la formulación y aprobación del paquete fiscal federal 2023, en el que destacan importantes omisiones y reducciones a presupuestos para el sector salud, obras de infraestructura para Estados y municipios, sin que hasta ahora se conozcan precisiones respecto a cómo le irá a Sonora en la asignación de recursos.

Omar del Valle Colosio

Sabemos que la representación sonorense en San Lázaro ni las manos metió y más bien sus participaciones ante el pleno fueron para cubrir de melcocha al presidente y a la 4T, sin aportarle nada a lo que ya se había decidido en Palacio Nacional y tal como siempre ocurre, en dichos términos es el contenido de la propuesta de presupuesto estatal para el año próximo que el martes entregó el secretario de Hacienda, Omar del Valle Colosio al Congreso del Estado de Sonora.

De acuerdo a información disponible hasta ahora, en el etiquetado de recursos federales para esta entidad, sólo aparecen cajones para el Plan de Justicia Yaqui, la carretera Agua Prieta-Bavispe, un par de proyectos para clínicas de salud y párele de contar, pero de acuerdo a nuestra experiencia en estos menesteres, no es tan significativo el que no aparezcan por ejemplo los soportes presupuestales para la modernización del puerto de Guaymas, la carretera Guaymas-Chihuahua, hospital en Navojoa, libramientos, modernización de aduanas, explotación de Litio, la mega granja solar en Puerto Peñasco, el Home Port; la construcción de cuarteles de la Guardia nacional, los otros planes de justicia a etnias y otros proyectos espectaculares anunciados por el gobernador Alfonso Durazo en los últimos meses.

Alfonso Durazo

A reserva de que sea confirmado, tales recursos presupuestales que no aparecen en el documento rector del paquete fiscal federal 2013, bien podrían estar en el desglose del gasto previsto y aprobado para las distintas secretarías, pero por lo pronto, muy mala señal el que diputadas y diputadas federales del oficialismo solo alardeen sobre el gran apoyo que se asignará a los programas sociales.

No quisiéramos pensar que el gobernador Durazo quedó colgado de la brocha a causa de la displicencia de la representación legislativa sonorense en San Lázaro, aunque sabemos que hasta poco antes de la aprobación, el de Bavispe desplegó intensas gestiones para fondear políticas públicas prioritarias de su programa de Gobierno.

No sabemos si lo consiguió y ya veremos qué informa luego de recuperarse del Covid-19, que bien podría ser parte del desglose de presupuesto y paquete económico 2023, en el que la federación aporta alrededor de 55 mil millones de pesos, faltando precisarse el monto para obras de infraestructura, cuando lo que se sabe es quedaron mostrencos la mayoría de tales proyectos.

Pero vale más no comer ansias porque en los siguientes días habrá de dictaminarse esa propuesta, no descartándose la comparecencia del titular de Hacienda ante comisiones, para luego debatirse en el pleno legislativo, instancias en donde seguramente se clarificarán los abundantes vacíos y puntos oscuros de dicho paquete económico.

Jorge Russo

Por lo pronto, muy puntual el exhorto de la bancada de Movimiento Ciudadano en el Congreso del Estado, que vía el diputado Jorge Russo propone que en los criterios para determinar los factores de distribución de recursos a los municipios, se tome en cuenta el censo más reciente, el del 2020, y no el del 2000, que es el referente en el caso del paquete económico estatal 2023.

Pues ya veremos qué pasa, porque por otra parte, excelente arranque de los eventos conmemorativos previos al Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer el 25 de noviembre, con un foro donde la consejera nacional del INE, Norma Irene de la Cruz Magaña dictó la conferencia, “Violencia Política Contra las Mujeres en Razón de Género”, durante la cual hizo interesante cronología sobre como desde el punto de vista constitucional y legal, la mujer mexicana ha reforzado su blindaje para avanzar en una vida plena tanto en su ejercicio privado y personal, como en política.

Tenemos entendido que dicho foro fue organizado por el Instituto Sonorense de la Mujer donde las manda cantar Mireya Scarone y los reportes en general destacan el alto nivel de las exposiciones a través de las cuales se describió la situación actual de la inacabada problemática que enfrentan las mujeres frente a la violencia, sea de orden político o no, que a fin de cuentas es violencia a secas.

Wendy Briceño Z.

Destacada la exposición de la titular de la SEDESSON, Wendy Briceño Zuloaga, quizás la más destacada abanderada desde el servicio público de las causas de la mujer, al hacer pormenorizado resumen de los avances en paridad en la definición de candidaturas de partidos políticos, liderazgos de mujeres en los diversos aspectos de la vida comunitaria; fortalecimiento de escudos legales para prevenir y combatir la violencia contra ellas, así como en contra de su discriminación.