Conoce el Museo regional de Sonora Musas
Lunes, 14 Noviembre 2022 07:21

Entretelones ................. Autonomía ..............

Miedo e incertidumbre
Euforia por nimiedad
Van contra ISSSTESON 

Por: Samuel Valenzuela Ortega ......... Mientras aduladores, zalameros y lambiscones cubren de melcocha al presidente Andrés Manuel López Obrador con motivo de su cumpleaños 69, miles de mexicanos tomaron las calles para rechazar la pretendida estatización del Instituto Nacional Electoral, mediante una tramposa propuesta de reforma sacada de las alcantarillas del Palacio Nacional.  

Luego de la histórica movilización ciudadana de este domingo, ya veremos cómo reaccionan quienes como gobierno, el partido oficial y sus verrugas, representan el mayor peligro de los últimos años para la aún incipiente democracia mexicana y la verdad es que el golpe debió ser brutal al atreverse a contar sólo de entre 10 y 12 mil asistentes a la marejada humana que retacó Paseo de la Reforma en la ciudad de México, cuando de forma conservadora se calculan 200 mil asistentes.  

“It’s the autonomy, stupid”, diría el conocido clásico pero con referencia a la economía, porque en efecto, a partir de un análisis honesto de la propuesta de reforma, nadie podría negar que es tramposa la metodología para seleccionar quienes integren el organismo electoral y en efecto, es estúpido quien asegure que con tal integración se garantiza la equidad en la conducción de procesos electorales.  

Si se tratara simplemente de reducir costos, correcta la pretensión de reducir el número de posiciones de representación proporcional, particularmente en el Congreso Federal o el número de consejeras y consejeros en el INE y junto con pegado bajarle al financiamiento público a los partidos y a la vez, establecer mecanismos de supervisión que cierren la puerta al financiamiento privado con recursos de sospechoso origen.  

En Hermosillo también

A ninguna persona honesta pudiera ocurrírsele que garantiza la equidad en la conducción de procesos electorales, el que los encargados de hacerlo surjan de una propuesta de la presidencia, de la Cámara de Diputados y de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, cuando se trata de una trilogía oligarca afín y de interés común, complementada por el dominio partidista en 20 de los 32 estados del país.  

Los términos de la propuesta electoral del presidente Andrés Manuel López Obrador despide fuerte hedor autoritario, es regresiva y estatizante, tiene abiertas intenciones de dominación hegemónica a través de un partido único, cancela el espectro político plural característico de México, reduce los espacios de representación de las minorías y tiene el fin de garantizar un continuismo arcaico.  

“Es la autonomía, estúpido”, porque está plenamente demostrado que los costos actuales del INE resultan una bicoca si se compara el dispendio con que opera la nomenclatura desde el palacio presidencial y si se comparan también, los resultados que se han obtenido a lo largo de los últimos años mediante al actual formato del organismo electoral.  

No, no es la economía, las finanzas ni el ahorro. El motor que mueve al presidente y a sus incondicionales al ir por el control del INE, se trata simplemente de generar las condiciones más adecuadas para mantenerse en el poder, y para hacerlo no tienen recato alguno al exhibirse como vulgares tramposos y ofensores de la inteligencia de la gente.  

Ciudadana paliza

Obvio que el presidente y el partido de su propiedad no las traen todas consigo dado el desastre en que han convertido su mandato en materia económica, salud, educación, seguridad, las payasadas de las mañaneras, el hombrecillo en que ha resultado López Obrador y las ridículas expresiones de adoración que manifiestan hacia él, los y las que se nos figuran sufren retraso mental crónico.  

Si no les preocupara la movilización convocada para este domingo, si no supieran que fueron atrapados con las manos en la masa, si no se sintieran exhibidos en su entera y tramposa dimensión, no instrumentaran estrategias de sabotaje para disuadir la participación ciudadana, particularmente en la Ciudad de México, que sea numerosa o no, eso sería lo de menos porque ese asunto lo definirán las representaciones partidistas en la Cámara de Diputados y de Senadores.  

Vamos, si se sostienen el PAN, PRI, PRD y Movimiento Ciudadano, así como se sostuvieron en la reforma eléctrica, el mamotreto electoral presidencial irá a dar a la fosa séptica y con ello, curiosamente salvarán el pellejo esos partiditos satélites que sin MORENA no son nada y que con la vigencia de la regresiva reforma propuesta serían menos que nada, porque el partido oficial no necesitará de ellos para ganar.  

Beatriz Helena Huerta

En fin, el eje de la lucha en contra de la decrépita reforma para estatizar al órgano conductor de elecciones en México, es su indispensable y elemental autonomía que derive en la equidad de dicha conducción y por eso la preocupante embestida en todo lo que representa esa palabreja: AUTONOMÍA, cuyo sentido ha caído en desuso y como ejemplo está la impresentable Rosario Piedra Ibarra, presidenta de la Comisión Nacional de Derechos Humanos, organismo que debería ser el referente del sentido de ese concepto y que ahora es un repelente furúnculo de la presidencia.  

O sea, la actual lucha ciudadana debe ser por la autonomía del INE y la permanencia de reglas que mediante la ciudadanización, se generaron condiciones de equidad en las contiendas electorales, lo cual es reconocido a nivel mundial, verdad absoluta que no refutan las estulticias que se plasmaron en un desplegado setentero firmado por la nomenclatura morenista por órdenes del presidente y que replica la cofradía morenista de camisas negras como tarados y taradas mentales.  

Y para no ir tan lejos sobre qué entiende sobre el concepto de “autonomía” en estos tiempos, está el caso del Instituto Superior de Auditoría y Fiscalización, en donde con absoluto descaro es operado desde la Secretaría de Gobierno y su titular, Beatriz Elena Huerta Urquijo es solo un florero que riega de vez en cuando el subsecretario Guillermo Díaz, por instrucciones de Álvaro Bracamonte, suponemos.  

Fuentes de indubitable credibilidad nos comentan de la ya desesperada estrategia para despejar lo que para ellos es un estorbo en el Órgano Interno de Control y colocar a alguien a modo, luego que les salió respondón Omar Alejandro Tiburcio Cruz, y pasar por encima de la designación del Congreso del Estado.  

Guillermo Díaz Robles

El trabajo sucio lo hace el subsecretario Memo Díaz con el fin de echarse al plato al actual titular del OIC, sin que tengamos idea el porqué éste no recurre a su amigo el ahora jefe de la oficina del ejecutivo y coordinador del gabinete, Adolfo Salazar Razo, quien se supone impulsó su actual nombramiento, que ahora quiere hacer de agua el de la contra esquina palaciega.  

En los siguientes días insistiremos en procurar al titular del OIC a quien nos imaginamos apertrechado en el ISAF y soportando hasta insultos y amenazas del Memo, así como el trato indigno de la titular del organismo, quien hace mancuerna con el subsecretario de Gobierno y le insiste en firmar su renuncia anticipada y nombrar a una recomendada como directora de Control y Auditoría del OIC.  

Nos aseguran que Guillermo Díaz es un sujeto brillante e inteligente, aunque al parecer no se le da el respeto o no sabe que significa la autonomía de los órganos autónomos o simplemente solo acata órdenes del secretario, quien en todo caso será el responsable de lo que ocurra, aunque quedan las reconocidas habilidades de Salazar Razo para resolver entuertos o el mismo gobernador Durazo Montaño, quien debe ser el más interesado en que los organismos autónomos al menos aparenten ser autónomos y que en su equipo se eleve la calidad de la operación política.  

Por lo demás, este sábado caímos en cuenta que Movimiento Ciudadano es una organización política distinta, ajena a esquemas tradicionales y sin duda, esa es la mejor propuesta que pudieran hacer para obtener la simpatía ciudadana, frente al anquilosado activismo de otros partidos y el desengaño consecuente.  

Anaranjados

Fue como una probadita de lo que se viene, el evento donde la bancada naranja rindió cuentas de los resultados de sus esfuerzos como integrantes de la 63 Legislatura de Sonora, donde la alegría y el optimismo acuerpó a Rosa Elena Llanes, Natalia Rivera, Oscar Russo y a Ernesto de Lucas.  

Si, atendimos las invitaciones que desde hace días comenzaron a caer a este desordenado escritorio para asistir al informe de esa cuarteta legislativa, el cual se llevó a cabo con un inédito formato, en cual se extenderá en su versión territorial con eventos en colonias populares de centros urbanos y comunidades de la entidad.  

Es un altero así de información que generó ese evento anaranjado al que se dio cita el grueso de la representación de medios de comunicación de Hermosillo, así como personajes de la política partidista como son los casos de Javier Dagnino Escobosa, Alejandro López Caballero, Francisco García Gámez, Enrique Zavala Urquídez, Roberto Ruibal, Zaira Fernández, Pascual Soto, Juan Carlos Lam, Pedro Ortega, Lázaro Espinoza, entre otros muchos más.  

Ahí en primera fila fuimos testigos de la rememorativa y comprometida maestra Pinky; la conceptual y práctica Natalia; incendiario y de lucha, El Pato, y el ciudadano y de propuesta, Russo, en tanto que el representante nacional, Jorge Álvarez Maynez, futurista y directo al redestapar e De Lucas como candidato al Senado, y perfilar al resto de la bancada para otras posiciones en disputa en el 2024.  

Incluso aseguró que en reciente encuesta, el único que está en condiciones de arrebatar el escaño senatorial a MORENA es el aún joven político de origen magdalenense, quien dicho sea de paso, hizo honor a dicho perfilamiento con un explosivo mensaje que establece las bases de lo que es necesario hacer para acotar el autoritarismo y la arrogancia del partido oficial y sus gobiernos.  

Natalia y El Pato

En un contexto de alegría y optimismo, en los informes se pintaron marcas y distancia respecto al gobierno de Alfonso Durazo en Sonora y cuantimás respecto al gobierno federal en función de las escasez de resultados y concretarse a puros anuncios sobre la realización de obras de infraestructura sin tener el respaldo presupuestal correspondiente y sobre todo, la defensa a la autonomía del INE.  

Álvarez Maynez fue pródigo en reconocer a la bancada emecista, al dirigente estatal Manuel Scott, al municipal en Hermosillo, Rogelio Cota, al exdiputado Charly León, a la comunicadora Gabriela Félix, a la caborquense Paty Azcagorta, a Gustavo Almada, a alcaldes del MC presentes y mención y alusión especial para el presidente municipal de Hermosillo, Antonio Astiazarám quien envió en su representación a Sergio “El Pichón” Pavlovich, director de Servicios Públicos del Ayuntamiento.  

El Secretario general del MC agarró parejo a los del PRI y el PAN y si bien descartó posibles alianzas, las amables y amistosas referencias hacia el munícipe capitalino, nos dejó la percepción de que el partido naranja pudiera apoyar la reelección del Toño.  

En fin, nos fue bien en estos nuevos pininos de la cobertura informativa presencial, luego de un obligado confinamiento por prescripción de inmovilidad durante dos meses y de aquí p’al real, solo con los cuidados indispensables para evitar una recaída. Con pasos pochis, pero ya caminamos, pues.