Por el bien de todos, primero los pobres
Programa emergente de recarpeteo y rehabilitación de espacios públicos
Martes, 20 Septiembre 2022 04:57

Entretelones .............. Tembló ...........

Hilarante modelo mediático
La nueva normalidad
Coprofagia en MORENA
 

Por: Samuel Valenzuela Ortega ........ Hacía pocos minutos que había concluido el ya tradicional simulacro nacional que se realiza todos los años a partir de 1986, para verificar los protocolos de prevención y protección civil en caso de terremotos, que en esta ocasión se trató de un hipotético sismo de magnitud 8.1 en la escala de Richter registrado en las costas de Guerrero y Michoacán a 42 kilómetros al noroeste de La Mira, Michoacán y una Profundidad de 16 kilómetros.  

Dicho ejercicio, enmarcado en la celebración del Dia Nacional de la Protección Civil, inició a las 12:19 horas con la activación de las alertas sísmicas, lográndose tiempos récords en la evacuación de grandes edificios, de multifamiliares, escuelas, hogares y centros de trabajo, para resguardarse ante el supuesto sismo cuyos remezones estaban por llegar, de acuerdo a la simulación descrita.  

A penas se restablecían las actividades a eso de las 13:14 horas de la tarde, de nueva cuenta se activaron las sirenas de la alerta sísmica, pero en este caso por un sismo de verdad de 7.4 grados de la escala de Richter, cuyo epicentro se ubicó a 63 kilómetros al sur de Coalcomán en Michoacán, sacudiendo además los estados de Jalisco, Nayarit, Colima, Estado de México, Aguascalientes, Guanajuato, Guerrero, Morelos, el Estado de México, Ciudad de México, Puebla y partes de San Luis Potosí y Querétaro, entre otras entidades.  

Macabra y dramática la coincidencia para millones de personas que han sentido el rigor de los reacomodos de las capas de la corteza terrestre el mismo día de este sangoloteante mes de septiembre, como si el mismo rayo cayera en el mismo lugar en tres ocasiones.  

Fuerte y amplia la sacudida

Como está tatuado en la memoria de los mexicanos, en aquel trágico jueves 19 de septiembre de 1985, a las 7:22 de la mañana un sismo de 8.1 grados con su epicentro cercano al terremoto de este lunes, causó catastróficos y miles de muertes en la capital del país y estados aledaños, marcando un antes y un después en la historia de México; en protocolos de protección civil y en técnicas para la construcción.  

También los retobos bajo la superficie de la tierra tuvieron registro el martes 19 de septiembre del 2017, al registrarse un sismo con epicentro en San Felipe Ayutla, Puebla, que con 7.1 grados sacudió el centro del país, causando muchos daños y al menos 400 decesos, la mayoría en la Ciudad de México y cuyas réplicas mantuvieron en alerta a millones de personas por varios días.  

Pues la cultura de la prevención y de la protección civil se ha arraigado en la capital del país y debido a las adelantadas alertas sísmicas es posible ponerse a buen resguardo antes que la onda telúrica arremeta en las manchas urbanas y comunidades, salvando así la integridad física de miles de personas.  

Y Sonora no se queda atrás, ya que, si bien acá los retobos de la tierra no son tan bruscos, los protocolos de protección se mantienen al día, como se corroboró este lunes con la participación de 140 mil personas de más de mil 800 inmuebles que participaron en ese ejercicio cívico.  

Álvaro Bracamonte

De acuerdo a declaraciones del secretario de Gobierno, Álvaro Bracamonte y de Juan González Alvarado, coordinador estatal de Protección Civil, en el protocolo del simulacro nacional, para recordar y dar homenaje a las víctimas de los sismos de 1985 y del 2017, participaron 713 inmuebles federales, 547 privados, 478 estatales y 62 municipales, con evacuaciones de emergencia en no más de cuatro minutos, en coordinación con 42 cuerpos e instituciones de emergencia.  

En fin, a estas horas de la tarde aún no se da a conocer el saldo del sismo de este lunes y esa falta de información podrían ser buenas noticias, porque si hubiera muertos o grandes daños ya se supiera.  

Mientras tanto, todo indica la existencia de un acuerdo en la nomenclatura del PRI luego del resolutivo de la sala Guadalajara del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, que ratifica la imposición de Onésimo Aguilera e Iris Sánchez en la dirigencia en Sonora.  

No es normal que luego de un fallo de esa naturaleza y la magnitud de las implicaciones, no se haya dicho absolutamente nada de parte de los involucrados, ni de la fórmula espuria ni de sus circunstanciales adversarios, Zaira Fernández y Pascual Soto, y mucho menos del delegado en funciones de dirigente, Ramiro Hernández García.  

Zaira Fernández

No es normal, resulta sumamente raro ese silencio cuando lo natural sería echar las campanas al vuelo de parte de una de las fórmulas porque se salieron con la suya; lamentaciones o al menos retobos de quienes se quedaron con la carabina al hombro y las jactancias de quien vino comisionado a recoger el tiradero que dejó su antecesor Jorge Meade Ocarranza.  

Pues nada de eso, sin que se sepa incluso si luego del resolutivo, el regidor de la comuna capitalina y la dirigente campirana regresaron a despachar a los aposentos de la sede estatal del PRI, desde donde reportan pasmo absoluto, sin que se concreten los efectos del fallo del TEPJF, esto es, instalar en la presidencia y la secretaría general a la fórmula impuesta.  

A lo mejor Hernández García ya le agarró cariño a esa posición y quiere prolongar su estancia en Sonora lo más que pueda, para seguir degustando el arte culinario de este estado y disfrutando su hospedaje de cinco estrellas con cargo a las finanzas del CEN de su partido, pero el hecho es que las cosas siguen exactamente igual que antes del fallo del tribunal.  

A lo mejor se trata de que como en el también llamado TRIFE les corre muy despacito la sangre, aún no han hecho la notificación correspondiente y esta indefinición ha derivado en toda una diversidad de elucubraciones y la principal es que hay el acuerdo, de que en aras de darle nivel a la nueva dirigencia, abrir espacios de reconciliación y enmendar torpezas, se tiene un tercero en discordia, que ocuparía la presidencia, previa declinación del regidor.  

Ramiro, Sheila y Alfonso

Debido a que se ha dejado ver acompañando a Hernández García, ha cobrado fuerza la versión de que Alfonso Elías Serrano es el que entraría al quite, con lo cual se replicaría aquella exitosa gestión, que llevando a la ahora expriista Natalia Rivera en la secretaría general, el PRI logró recuperar la gubernatura en las elecciones del 2015.  

Pero no. No es por ahí y más bien se trata de que el excandidato a la gubernatura y el político jalisciense construyeron una linda amistad cuando coincidieron en el Senado de la República y aceptó ser enlace entre actores del PRI de esta entidad, o sea, más que un perfilamiento para volver a la dirigencia, El Vaquero lo anda presentando en la sociedad tricolor.  

Además, nuestro compa excandidato a la gubernatura en el 2009 no está para esos bretes y más bien está dedicado al cuidado de su salud y en proceso de transferencia de sus negocios ganaderos a su hijo y nieto y nos dicen que ya no está dispuesto ni en condiciones de seguirle metiendo dinero dioquis a ese partido político.  

En otras palabras, hay que buscarle por otro lado si en verdad hay un propósito de la naturaleza descrita, o sea, elevar la calidad de la representación del PRI en Sonora, quedando pendiente la posibilidad de que a fin de cuentas entre al quite Rogelio Díaz Brown, quedando firme en la secretaría general Iris Sánchez, quien de esa forma haría realidad su sueño original.  

Hemos recopilado opiniones respecto a lo que harán diversos liderazgos que se sumaron a la exigencia de elegir mediante el voto a la nueva dirigencia estatal y de otros muy comprometidos con la propuesta de Zaira y Pascual y se percibe que han decidido algo así como tomarse un año sabático, tomar distancia de la dirigencia impuesta o reagruparse si se concreta ese del tercero en discordia.  

Rogelio Díaz Brown

En esas podrían andar las diputadas Karina Zárate y Ely Sallard, quienes en los hechos quedarían mostrencas, así como la fórmula aplastada, con la ventaja de que Zaira tiene la chamba como síndica de la comuna de Hermosillo, en tanto que el Pascual bien podría incorporarse como asesor de Ernesto de Lucas, de quien es suplente, sin importar que el popular Pato de Lucas se haya sumado al MC.  

Pero hay un montón de liderazgos en todos los municipios que soñaron es ser tomados en cuenta en la elección de dirigencia estatal y que fueron agraviados por una decisión centralista, y quien quede, a fin de cuentas, deberá ver cómo construye un reencuentro.  

Y como de ver dan ganas, luego que el gobernador propusiera una reforma electoral para que tenga efectos dentro de cinco años, vaya que se sumaron elucubraciones electoreras, promovidas por actores interesados en activismos adelantados, cuando tantas cosas pendientes por hacer en el presente desde las posiciones que hoy ocupan.  

Esas ambiciones políticas desatadas son producto de la ociosidad y al mercadeo mediático que deriva de la grave crisis económica que permea en medios de comunicación y que afortunadamente tienen a clientela a quien vender sus pronósticos, aunque debería haber más cautela al escoger los perfiles y meterle más tatema a sus pronósticos.