Por el bien de todos, primero los pobres
Programa emergente de recarpeteo y rehabilitación de espacios públicos
Lunes, 19 Septiembre 2022 07:11

Entretelones ............. Poder .............

Rebatinga en el PAN
Quédate en casa
Hay vacuna contra Covid-19
 

Por: Samuel Valenzuela Ortega ....... “Porque puedo, puedo”, es la frase que resume el ejercicio finsemanero de la nomenclatura nacional de MORENA, que encumbró al gobernador de Sonora, Alfonso Durazo Montaño, como presidente del Consejo Nacional de ese partido.  

Qué orgullo y satisfacción para la militancia y simpatizantes del partido oficial en Sonora el nombramiento partidista, que por unanimidad de alrededor de tres mil integrantes del Consejo Nacional, otorgó al mandatario de esta entidad.  

No puede haber mayor demostración del alto nivel de influencia de Durazo Montaño en el primer círculo del presidente Andrés Manuel López Obrador, desde donde obviamente se tomó la decisión aludida, en ese continuo rompimiento de paradigmas en esta etapa de la política a la mexicana.  

El poder es para ejercerse y eso es lo que hace MORENA como gobierno, al establecer nuevas reglas del juego que se pueden dar el lujo de imponer dada su condición de casi partido hegemónico a nivel nacional y casi totalmente hegemónico a nivel estatal.  

Hasta donde nos alcanza nuestra depauperada memoria periodística, no tenemos registro de que un gobernador en funciones asuma un cargo partidista del nivel que sea y más bien se optaba porque su liderazgo se ejerciera de facto, procurando guardar las formas y no cruzar los linderos públicos entre el activismo político-partidista y las responsabilidades institucionales.  

Durazo, por aclamación

Pero estos son nuevos tiempos y en MORENA se pueden dar ese y otros lujos nunca vistos en partidos en el poder del pasado, incluso en los tiempos del PRI como partido único, cuando a lo que más se atrevían era referirse al gobernador o al presidente como el primer priista del estado o del país, pero nunca entregándoles cargos partidistas ni siquiera honorarios.  

Se decía que por decoro institucional y respeto a reglas no escritas, a ningún funcionario público, menos los de mediano o alto nivel, se le asignaban responsabilidades partidistas de dirección y a lo que más llegaban, era ser parte de organismos colegiados.  

Pero las cosas han cambiado y por el reconocimiento al liderazgo y el respeto que se le tiene en MORENA y su cercanía con el presidente, Durazo Montaño fue electo presidente del Consejo Nacional de ese partido, que de acuerdo al diputado Jacobo Mendoza Ruiz, es “el máximo órgano de conducción en la toma de decisiones, para mantener la unidad y la fuerza en el movimiento”, como tan bien lo expuso en uno de sus posteos en una red social.  

Si gobernar a Sonora es sumamente complejo y conlleva retos mayúsculos por superar en prácticamente todos los rubros, el conducir la mayor toma de decisión de todo partido como lo es la selección del candidato a la presidencia y a la vez mantener la unidad, lucen tareas muy complicadas y difíciles y debe ser un honor para el mandatario estatal el que se le hayan asignado esas comisiones, una asignada por miles de sonorenses que votaron por él y la otra por la nomenclatura de su partido.  

Tuit de Jacobo Mendoza

No tenemos idea si de acuerdo a la constitución sean compatibles dichas responsabilidades, pero desde nuestra perspectiva, a Durazo Montaño le sobran capacidades, inteligencia y habilidades para aventarse ambos tiros, al distinguirse en la integración de equipos de trabajo, como para que él no se ocupe en asuntos operativos.  

Pero no faltan esas voces que ya se escuchan, que consideran que gobernar a Sonora requiere dedicación del 100 por ciento del tiempo, sin distracciones ni ocupaciones ajenas a dicha encomienda, además que lo obliga ese elemental decoro institucional en el desempeño del cargo, y no faltan tampoco los que consideran que las tareas políticas asignadas también requieren del 100 por ciento de su tiempo.  

Como sea, el nombramiento redimensiona la figura del gobernador de Sonora como un factor de alta influencia a nivel nacional, que va mucho más allá de cuando era Secretario de Seguridad, al colocarlo en estratégica posición del proceso de la sucesión presidencial, lo cual sin duda reforzará la ya de por sí buena comunicación con López Obrador e integrantes de su gabinete, para junto con pegado conseguir beneficios para los sonorenses.  

En fin, de nuestra parte felicitamos a Durazo Montaño por lograr lo que ningún otro gobernador de Sonora había logrado nunca de forma abierta, además que en nuestro fuero interno se nos figura que pudiera estar a un paso de ser considerado como el caballo negro de la carrera presidencial, pero por lo pronto, es el gobernador más poderoso de México, luego de la corcholata Jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, por supuesto.  

Toño entrega informe

Mientras tanto, concluyeron los rituales cívico patrióticos de la temporada luego de la ceremonia en honor a los Niños Héroes; el grito de independencia, desfiles e informes de los ayuntamientos, que por cierto, como fue el caso de Hermosillo, con Antonio Astiazarán rindiendo cuentas el 14 de septiembre y cumpliendo la formalidad legal el 16 con la entrega de su informe y anexos, es la mejor muestra de que no se requiere reformar la constitución en el caso del ejecutivo.  

Queda claro además que el Toño vino a ser la excepción y el único que guardó la compostura, ya que además de informar de un altero así de buenos resultados y que si bien tiene motivos para culpar a administraciones pasadas por el desastre heredado, evitó, no incurrió en quejidos y quejumbres y mucho menos justificaciones como lo hicieron alcaldes y alcaldesas de otros municipios quienes hicieron de dicho ejercicio, sesiones de lloriqueos.  

Bueno, ya pasó ese ritual anual y ahora sigue el memorial luctuoso por las víctimas de los sismos del 19 de septiembre de 1985, hace 37 años, que afectó a amplias zonas del sur del país, que dinamiza estrategias de protección civil de las tres instancias de gobierno, además que en la misma fecha se repitió el movimiento telúrico hace cinco años, aunque con bajo número de víctimas.  

Recordamos que unos 10 día antes del sismo de 1985, el entonces gobernador electo, Rodolfo Félix Valdés recibió el Premio Nacional de Ingeniería y para tal efecto fuimos parte de un grupo de representantes de medios de comunicación para cubrir ese evento celebrado en el Palacio de Minería, tocándonos estar hospedados en el Hotel Emporio, el cual resultó muy dañado por el sismo.  

La tragedia hace 37 años

Valga tomarnos el tiempo para un momento de reflexión y oración por las miles de víctimas que murieron bajo los escombros en que se convirtió buena parte de la capital del país, cuyo número jamás se sabrá con exactitud, pero que el gobierno calculó que fueron alrededor de 10 mil.  

Por lo demás, las fiestas patrias ya concluidas dejaron tela de donde cortar, como es el caso del anuncio del gobernador Durazo sobre sus propuestas de reforma electoral, que para muchos resulta ociosa y muy adelantada ante los verdaderos problemas de la agenda sonorense, pero que se entiende tal premura, ya que se trata de aprovechar la mayoría calificada que disfruta el partido oficial y verrugas para dar trámite a ese tema en el Congreso del Estado, no vaya a pasar lo del congreso federal que en la pasada elección perdieron dicha correlación de fuerzas.  

También el presidente dejó rollos de esa tela para cortar, como por ejemplo el síndrome que afecta a concursantes de certámenes de belleza siempre invocando por la paz mundial, que en el caso de López Obrador de plano le fue muy mal al ser objeto de pitorreo mundial por su ocurrencia y por pretender ser farol de la calle mientras su casa está en la oscuridad, ya que en todo caso su convocatoria debería ser dirigida para pacificar a las bandas del crimen organizado en guerra entre sí y contra las fuerzas armadas, con ya más de 130 mil homicidios dolosos.  

Esa es la paz que queremos los mexicanos; esa es la paz que queremos para poder transitar por todo el territorio sin riesgos de ser asesinados en fuego cruzado, secuestrados, despojados de bienes o emprender algún negocio sin tener que pagar piso. Una comisión de ese tipo debería de formar en lugar de andar haciendo ridículos a nivel mundial.  

Investidura

Y luego están sus vivas y mueras en el grito de independencia cuando desde el balcón principal del Palacio Nacional, quien vive ahí, amurallado con servidumbre y protegido por su guardia pretoriana, arremetió en contra el clasismo y lo hace quien acuñó el término fifí, el más clasista de todos y que más clasista puede ser el jactarse que los más pobres e ignorantes son los que lo apoyan.  

Es que en esta cuarta transformación los valores se han trastocado en este país y hay que aceptar las consecuencias de nuestro voto, con segmentos de un partido oficial que se atreven a tildar de fascistas a quienes se oponen a la militarización, a la concentración y al ejercicio hegemónico del poder; al populismo asistencialista; a la eliminación de instituciones que garantizan equilibrios y la continuidad de la vía democrática electoral.  

Sí, se han trastocado los valores y lo hacen con una desfachatez ejemplar, porque los fascistas son ellos.