Uniformes por la transformación
Martes, 07 Junio 2022 04:11

El Zancudo. No mata, pero hace roncha ....... Leída de cartilla en Palacio .......

Arturo Soto Munguia ........ A algunos les deben haber chillado los oídos ayer por la tarde en el patio central de Palacio de Gobierno, con la rúbrica del mensaje que con motivo del primer aniversario del triunfo electoral que acabó “con una historia de gobiernos de mediocre calidad moral”, Alfonso Durazo aprovechó también para hacer un llamado a su gabinete “a no perder el tiempo en la política pequeña, la de la intriga, la que nos divide, nos desgasta y enferma el alma”.

 

En un foro colmado por sus colaboradores, invitados especiales, alcaldes(as) y legislador@s, el gobernador hizo el recuento de los 365 días transcurridos desde aquella tarde en que se conoció el resultado de la jornada electoral que lo llevó a ocupar la oficina principal del histórico edificio y con él, todo el equipo allí presente.

En lo que podría ser el borrador de su ya próximo primer informe de gobierno, Durazo Montaño resumió las dificultades financieras que enfrentó al tomar las riendas de la administración estatal y cómo las han remontado al grado de que para el próximo mes se habrán liquidado todos los créditos de corto plazo solicitados para superar la emergencia inicial, de manera que en adelante dispondrá de 250 millones de pesos mensuales que se orientaban a pagar esos créditos y ahora se podrán destinar a la atención de las demandas de los sectores históricamente desatendidos.

Entre líneas hizo alusión a las intensas jornadas de trabajo en campaña, las dificultades que enfrentaron todos los que participaron en ella y a la responsabilidad que implica ahora cumplirle a los sonorenses, apegados a los principios de la Cuarta Transformación y a la ‘marca de la casa’: la convicción de que por el bien de todos primero los pobres.

Citó el mayor presupuesto social de la historia y los grandes proyectos que están en marcha para el desarrollo económico del estado, “gobernando para todos sin importar ideologías, creencias ni militancias políticas”.

Pero en la parte final de su discurso vino una especie de ‘leída de cartilla’ para aquellos que eventualmente caigan en la tentación de tomar distancia de la nueva forma de hacer política: “Hacer política es gestionar el bienestar de la gente, si nuestras acciones no van en ese sentido, no estamos haciendo el tipo de política que le interesa a los sonorenses”. El poder, les dijo, “es nada sin autoridad moral”.

Así que hizo un llamado a que nadie vaya por la vida con redobles de triunfadores; no son tiempos de andar peleando intermedias, tampoco de simular, sino de actuar con lealtad y sentido de pertenencia al proyecto “y el proyecto, que es impresionantemente generoso les va a recompensar con mucho más de aquello a lo que ustedes aspiren”, afirmó.

Desde luego hizo un reconocimiento al presidente de la República, al que llamó ‘el líder social más importante de este país’, agradeció su apoyo y llamó a seguir su ejemplo. Claro, es la euforia de la victoria. La del año pasado y la que se refrendó el pasado domingo para ese movimiento que quizás tenga sus orígenes en el movimiento estudiantil de 1968 y en todas las luchas sociales, políticas y electorales desde entonces.

Pero como en la euforia no falta quien se maree con el vientecillo que sopla arriba del ladrillo, el gobernador les advirtió también de no perder el tiempo en la política de intrigas, la que nos divide, nos desgasta y enferma el alma. Ah, y que tampoco le anden quemando incienso, porque esos tiempos ya se acabaron.

Ignoro si lo dijo por alguien en particular o simplemente fue un chaleco unitalla, por si las moscas.

Lo cierto es que el gobernador no habló en el vacío cuando llamó a trabajar en el cumplimiento de los compromisos de su administración y no andar de farolones y grillos de poca monta.

Apenas unas horas antes, firmó con la gobernadora de Chihuahua, Maru Campos un convenio de colaboración para la conformación del proyecto interestatal de la carretera Guaymas-Chihuahua, en el que trabajarán durante los siguientes cuatro años y que en conjunto representa una inversión de 13 mil millones de pesos.

La obra comprende 250 kilómetros en Sonora y 185 en el vecino estado. No será una simple ampliación, sino la rectificación de una rúa bastante sinuosa que atraviesa la parte más alta de la sierra en ambos estados, lo que reducirá el tiempo de traslado en casi tres horas entre Chihuahua y Guaymas.

II

Donde también hubo buenas noticias es en el Ayuntamiento de Hermosillo, pues el alcalde Antonio Astiazarán anunció un plan para invertir cien millones de pesos en la producción y distribución de agua potable, asegurando el abasto para esta temporada de calor.

El Plan de Verano 2022 incluye la rehabilitación de 18 pozos, cambio de válvulas, equipos y micromedidores.

Esta es una medida emergente en estos días cuando la ciudad ha resentido los efectos del elevado consumo de agua propio de la temporada, pero próximamente se presentará un programa de gran visión y a largo plazo que se apoyará en expertos en el tema y la Junta de Gobierno del organismo operador.

En este plan se incluirán mejoras en la red de distribución, en materia de abasto y tratamiento y reúso de las aguas residuales.

Actualmente, la principal fuente de abasto en Hermosillo es una batería de 80 pozos que tienen una antigüedad de 15 años y de los cuales ya se rehabilitaron 18. En otro paquete se contempla una inversión de 40 millones provenientes de un subsidio que el ayuntamiento otorgó para dotar de equipo nuevo a 65 pozos.

El plan incluye la instalación de equipo de video vigilancia en 17 servicios de captación para detectar fallas, caídas de energía y reaccionar más rápido ante imprevistos. También se destinarán 10 millones de pesos para dotar de tinacos gratis a usuarios que no cuenten con sistema de almacenamiento, previo estudio socioeconómico.

El alcalde aseguró que hay agua suficiente garantizada para este verano.

También me puedes seguir en Twitter @Chaposoto

Visita www.elzancudo.com.mx