Proceso de Admisión a la Unison 2020
Jueves, 30 Enero 2020 10:56

Entretelones……. Bipolaridad política……. Hermosillo no está para pleitos……. Pervierten transformación…… Siniestros electorales…….

Por Samuel Valenzuela Ortega……. El martes pasado, el dirigente estatal del PAN en Sonora, Ernesto Munro Palacio se alzó con la bandera de evitar que en Sonora se repita la historia de la catástrofe que vive México si MORENA gana la gubernatura en el 2021, pero dicha premisa pasa a segundo término cuando rechaza de plano cualquier alianza o coalición con la eventual candidatura de Ernesto Gándara Camou por el PRI.

 

Y tal rechazo no es cualquier cosa, porque “El Borrego”, como persona e incluso con la marca del PRI, es con mucho el mejor posicionado y el más competitivo frente a la declinante fuerza de MORENA y su perfilado Alfonso Durazo Montaño, quien divisa allá muy atrás a Antonio Astiazarán Gutiérrez y a Ricardo Bours Castelo, con quienes el de Puerto Peñasco al parecer sí estaría dispuesto a la alianza.

En la Mesa CORSAS, el dirigente panista fue reiterativo respecto a sus fobias en contra del PRI y a su certeza respecto a que Gándara Camou no prescindirá de dichas siglas en su objetivo de buscar la gubernatura de Sonora y por eso lo descarta como posible aliado, no así en el caso de los recientes fugados de las filas del tricolor, los mentados Bours Castelo y Astiazarán Gutiérrez.

Ernesto Munro

En el contexto general, la aparente irreductible posición del “Mil Máscaras” respecto al PRI y a Gándara Camou, deja ver que su mayor preocupación no es evitar la catástrofe si MORENA gana la gubernatura y la verdad es que a como se prospectan las cosas, si no es el de ya escaso pelo ensortijado el que abandere esa causa, pues la catástrofe aludida puede ser un hecho.

Pero a fin de cuentas, al menos faltan unos ocho o nueve mesas para las definiciones y las cosas podrían cambiar, dado el inclinado tobogán en que se desliza el dueño de MORENA en este estado y en términos generales, las administraciones morenistas, caída que podría elevar la competitividad del resto de los partidos políticos y así resultar inocua la bipolaridad de Munro con todo y sus fervientes declaraciones de amistad, respeto y reconocimiento para el priista.

En ese contexto bipolar y contradictorio podríamos ubicar al ya citado Bours Castelo, quien como se sabe, renuncio a su militancia priista despotricando en contra de la partidocracia y anunciando su decisión de contender por la gubernatura por la vía independiente, pero que ahora empuja fuerte y al parecer logrará la postulación a través del Movimiento Ciudadano, instituto político que puede ser considerado como el máximo partidócrata de México.

María Dolores del Río

Son dos vías en las que se expresa la bipolaridad del influyente empresario y político del sur de Sonora, en función de sus dichos en otra mesa de opinión, que de acuerdo a posteos de sus integrantes, primero tuvo una actitud sumatoria y de reconocimiento hacia la diputada María Dolores del Río, quien como se sabe, es quien de origen posicionó en esta entidad las siglas del MC.

Dijo necesitar de ella en su proyecto de ir por la gubernatura, pero a la vez se negó a opciones de diálogo con ella, esos diálogos que ha protagonizado y publicita con otros aspirantes. “A mí no me toca hablar con ella. Que la dirigencia nacional hable con ella”, comentó al reconocer que en el MC se aplican mecanismos más cerrados para la definición de candidaturas, más cerrados incluso que los que lo llevaron a renunciar al PRI.

“En el partido Movimiento Ciudadano no hay elecciones internas. Un comité de 5 personas selecciona las candidaturas y sorprende que María Dolores haya olvidado que en el MC no hay internas. Es designación directa y su pecado es haber creído que por ser dirigente iba a ser la candidata”, dijo al reconocer que en dicho partido campea la más pura esencia de la partidocracia que tanto criticó en el reciente pasado, que en su vertiente relativa a decisiones respecto a candidaturas, es prerrogativa exclusiva de una cúpula de cinco personas.

Desde esa perspectiva, reconocemos la capacidad para la negociación de Bours Castelo, por lo que damos por bueno su optimismo de que a fin de cuentas será candidato del MC a la gubernatura de Sonora, destacando además su buena onda al reconocerle a la exalcaldesa de Hermosillo el ejercicio del derecho al pataleo.

Arturo Bours

Para cerrar el tema, respecto a nuestro abordaje a las declaraciones del influyente cajemense, queremos dejar en claro que se derivan de publicaciones tuiteras cancunescas, de aprte de compañeros de oficio que les reconocemos credibilidad, aunque de todas formas estamos abiertos a cualquier aclaración o desmentido.

Mientras tanto y en más de precandidatos a la gubernatura de esta entidad, nos reportan al senador Arturo Bours Griffith, en la IV Reunión Plenaria de MORENA, donde senadores de ese partido discutieron los temas prioritarios de la agenda legislativa que se abordará en el período ordinario de sesiones por iniciar.

Ese tipo de reuniones previas son normales entre todas las bancadas parlamentarias, pero en este caso resulta relevante que el invitado especial y receptor de todo lo ahí planteado y consultado, fue el titular de la SSP, Alfonso Durazo Montaño, cuando por la naturaleza del tema, la que debió estar ahí es la secretaria de Gobernación Olga Sánchez Cordero.

O sea, pudiera darse el caso de que ya se está dando el traslape en el que el de Bavispe por fin tire lejos la papa caliente que trae en sus manos y que lo tiene como el funcionario federal peor evaluado de todo el gabinete y no es para menos, luego del ruidoso fracaso que protagoniza como responsable de la seguridad de este país.

Guillermo Noriega

Así las cosas, no dude Usted que ya esté avanzada la construcción de una salida más o menos digna del fallido zar anticrimen y si bien como él mismo lo reconoce, no hay salidas dignas del atascadero que procreó, llegar a la secretaría de Gobernación sin duda sería la menos indigna porque supliría a la segunda funcionaria federal peor evaluada y quien ahora sí concretaría su retiro definitivo de la función pública.

Es más, sabe a quien se le ocurrió o sabe porqué Durazo Montaño aceptó una responsabilidad para la que obviamente no estaba preparado ni tenía ni tiene el perfil para ese desempeño, cuando si n tentar baranda y dada su trayectoria saltimbanquis partidista, disponía y dispone una vasta red de relaciones que le permitirían o le permitirán operar con cierta soltura para una mejor conducción de la política interna del país y que se apure, porque a lo mejor dicha posición se la gana Marcelo Ebrard.

Por lo demás, lamentable que el debate nacional en estos momentos se concentre en la estupidez esa de rifar el avión presidencial y que haya histórico devaneo de sesos sobre los detalles, requisitos y condicionantes de dicho sorteo, mientras que por un lado se confirma la responsabilidad del gobierno federal por la falta de medicamentos en nosocomios del sector público y por el otro, la vergonzosa posición de pinicuchi o sea, agachadito de rodillas en el piso, con el trasero al viento de Andrés Manuel López Obrador ante su amo del norte, Donald Trump.

En el primero de los casos, revelador el contenido del oficio 700.2020, donde la oficial mayor de la Secretaría de Hacienda, Thalía Concepción Lagunas, instruye al director de administración del IMSS, José Antonio Olivarez para acciones contra el desabasto de medicamentos y a la vez deja al descubierto que dicha crisis que cuesta vidas todos los días no es a causa de corrupción de directivos de hospitales o de corporativos farmacéuticos ni sabotaje de conservadores, si no producto de la incompetencia y estrategias inoperantes del mismo gobierno federal.

Trump, el muro y AMLO

Y ni modo que la escasez no sea real, porque hasta el mismo Guillermo Noriega Esparza, aún delegado, coordinador o lo que sea del IMSS-Sonora en funciones, lo reconoció y como decíamos, tales anaqueles y espacios refrigerados vacíos se debe a la incompetencia gubernamental.

Dicha perversidad no tiene progenitora, pero al estilo, ese no fue tema para el mañanero presidente este miércoles, ya que concentró su esfuerzo para hacer algunas piruetas para eludir los dichos del beligerante presidente de Estados Unidos, quien en la víspera reveló que en efecto, México está pagando por el muro fronterizo y la verdad es que no nos extraña luego del triste papel que hace la Guardia Nacional como muro humano en contra de migrantes centroamericanos.

Patética la postura presidencial al recurrir a la polaridad o sea optar por dos alternativas: no confrontarse con el poderoso vecino del norte o acatar sus directrices, cuando de lo que se trata es representar con dignidad la soberanía nacional la cual no necesariamente significa confrontación o rompimiento, sino simplemente eso, ser digno representante de los mexicanos.

Francamente fue una retahíla de estupideces las vertidas por el presidente ante la arrogancia de su homólogo del norte y lo peor, pretender hacer creer que se trata de provocaciones de conservadores para que se pelee con él, cuando el diferendo brota por las mismas aseveraciones de Trump, que en efecto saca el tema por sus necesidades electorales, pero que en todo caso, con la actitud timorata y pusilánime del de Tabasco, con ese “amor y paz” que le envió, sólo le engorda el caldo.

Funeral de víctima de militares

Y peor el caso, al someter a la política exterior de este país a la veleidosa decisión y voto a mano alzada de representantes de medios de comunicación presentes en la mañanera. Dios nos agarre confesados con ese cabrón.

E inquietante y atemorizante lo ocurrido con una pareja de jóvenes asesinados por militares en el camino que conduce a la comunidad de Carbó, cuando a partir de la información disponible no portaban armas o drogas y su único pecado fue no detenerse en un retén que la milicia coloca ocasionalmente en dicha ruta. Falta mucho por saberse de ese asunto y faltan muchas explicaciones de parte de las autoridades civiles y militares.