Miércoles, 15 Enero 2020 10:56

Perspectiva Sonora…… Aclara Mario Welfo costo de los artistas…..

Por Eugenio Madero Samaniego……. Víctor Sáiz Zepeda, nacido en Altar pero criado en Hermosillo, se ha desempeñado casi toda su vida como uno de los mejores ampáyeres del beisbol mexicano.

 

En toda la historia de nuestra pelota profesional, conste.

A sus 85 años de edad y con una lucidez admirable, el popular “Cadillo” sostiene que cuando hay un buen juego de beisbol y no sobresale (ni para bien, ni para mal) el trabajo de un ampáyer, quiere decir que está haciendo bien su trabajo.

Sus consejos -como buen ampáyer- no solo los ha practicado en su vida laboral para marcar las bolas y los strikes -además de los outs y los safes-; sino que los ha inculcado a sus hijos Humberto, Víctor Jr (QEPD) y Alfonso que también eligieron el oficio de ampáyers.

Igualmente lo ha hecho para con sus compañeros de trabajo y alumnos de tantas clínicas de ampayeo que ha impartido en ligas de beisbol amateur y profesional de Sonora y de otros Estados de la República Mexicana.

¿Y este comentario tan fuera de lugar del Chino Madero?, se preguntará usted...

Si esta columna es de política; no de deportes.

Muy sencillo.

Por lo siguiente:

A dos semanas de haberse incrementado la flota de camiones urbanos en Hermosillo, “sobresale” calladamente el trabajo de la Dirección General del Transporte (DGT) en Sonora.

Si usted se ha dado cuenta, en este período no ha habido quejas, llamadas a la radio, reportes en la televisión y tampoco publicaciones en las redes sociales que traten de descalificar el trabajo de nuestras autoridades.

De Carlos Morales Buelna -director del Transporte en la entidad-, nos consta su entrega y profesionalismo por rendirle cuentas buenas no solo a la gobernadora Claudia Pavlovich o a su jefe inmediato, Miguel Ernesto Pompa Corella, secretario de Gobierno; sino a la población sonorense que sigue esperanzada en que mejoren sus condiciones de traslado dentro de sus respectivas ciudades.

Con las 263 unidades que entraron en operación durante las últimas semanas, se completa una gran parte de la meta trazada por la presente administración estatal.

Y todas con el monitoreo audiovisual conectado directamente al C5i que dirige David Anaya Cooley.

El plan operativo, como ya se ha informado, es llegar a 360 unidades nuevas y sacar de circulación las destartaladas chatarras que aún prestan el servicio a la población de las diferentes colonias de Hermosillo.

Las posturas de “perdona vidas” de los concesionarios que arrodillaban a los gobiernos del PRI o del PAN en otros sexenios -para subir las tarifas y afectar finalmente a los usuarios-, quedaron atrás gracias a la mano firme de la presente administración estatal que no se ha dejado manipular y/o chantajear con los acostumbrados paros que inmovilizaban a la ciudad.

En los últimos cuatro años y fracción, hemos presenciado lo que nunca nos imaginábamos, al grado de ver a los concesionarios suplicando audiencias con las autoridades estatales para pedir y que les sigan dando lo que en otros tiempos no supieron aprovechar de buena manera.

Incluso, recordará usted, que ni siquiera se conocían públicamente a los concesionarios. Por el simple hecho de que en algunas ocasiones habían sido ex funcionarios menores o personas que recibieron favores de funcionarios que habían trabajado en administraciones estatales y hasta municipales anteriores.

Porque como usted lo ha de saber, hubo un tiempo en el que el servicio público del transporte urbano también estuvo administrado por el Ayuntamiento de Hermosillo con la utilización de los llamados camiones que cobraban 50 centavos y entregaban un papelito de color verde tipo cheque de gobierno.

Mientras que los peseros (porque cobraban un peso), eran administrados por los concesionarios particulares.

Ahora las cosas son diferentes.

Pese a que, no se debe de descartar, que todavía haya uno que otro concesionario que sigue siendo beneficiado más que el resto de sus compañeros.

Sobre todo aquellos que cuentan con dos o más concesiones, aunque esto sea un status legal.

A lo que voy con estos comentarios es a que, a diferencia de otros años, el usuario necesita mejores atenciones por parte de los concesionarios, de las autoridades y hasta de los operadores de las diferentes rutas o líneas -como le llaman ahora-.

Porque a raíz de los colapsos que han tratado de hacer los malos concesionarios con los paros de camiones, lo único que han logrado es que la capacidad de reacción sea más eficiente por parte del Gobierno del Estado y de los propios usuarios.

Cuando ha sucedido esa situación de querer hacer paros camioneros, en los últimos años, salen al rescate unidades de otros particulares, ya sean taxis, ubers y ciudadanos comunes; con el fin de ayudar a resolver el problema.

Tanta ha sido la buena voluntad ciudadana, que en varios puntos de Hermosillo, algunos taxis colectivos -que se convocaron durante los paros recientes de los camiones urbanos- ya se han quedado como fijos.

Un amigo mío -y constante usuario del transporte urbano, a quien le doy “raite” cada vez que me lo encuentro-, me dijo hace días de algunos lugares en los cuales el taxi colectivo se encuentra permanentemente a la espera de llenar con pasaje su carro sedán para hacer su traslado.

El punto más común y por el que pasa mi amigo, es el que se encuentra por fuera de la empresa Famsa de Perisur y Boulevard Ganaderos, donde al llenarse de ciudadanos cada taxi de color blanco, emprende la salida rumbo a la colonia Nuevo Hermosillo y sus alrededores.

Creo que si seguimos apoyando ese tipo de decisiones gubernamentales, esos grandes monopolios amañados podrían tener sus días contados.

Aquí el asunto, sin darle vueltas, es que le pongan orden a las cosas que autoriza y debe controlar el gobierno.

Y el transporte urbano de Hermosillo -y el de otras ciudades de Sonora-, es uno de esos problemas que quedan por resolver.

Tal parece que todo va por buen camino.

                                 0000000000000000000000000000000000000000000000000

A partir de este fin de semana -concretamente el viernes 17 de enero- iniciarán las actividades del Festival Alfonso Ortiz Tirado en Alamos, Sonora.

Mario Welfo Alvarez, director del Instituto Sonorense de Cultura (ISC), instancia que organiza este evento, estuvo en la Mesa Cancún y dijo a los periodistas que esta edición será la mejor de todas las anteriores.

Para empezar, aclaró, se espera que vaya más gente que en otras ocasiones.

Razón por la cual, incluso, se cambió la sede del último concierto del festival, ya que en lugar de realizarse en la plaza central, se hará en las unidad deportiva.

Al esperarse la actuación del cantante Alejandro Fernández, las autoridades estatales prevén una asistencia de por lo menos 40 mil personas el sábado 25 de enero. Motivo por el cual concentrarán al personal y las tácticas de seguridad necesarias para mantener el orden.

Un punto bueno de Alvarez Beltrán durante el encuentro con los columnistas comandados por el empresario Carlos Rodríguez Pérez, fue cuando aclaró algunos costos sobre los artistas. Principalmente el que corresponde al hijo de Vicente Fernández; así como del hermosillense Yahir, El Tri y otros artistas del elenco.

Nos vemos mañana.