Campaña de Titulación. 50 por ciento de descuento
Miércoles, 10 Julio 2019 10:22

Entretelones….. Ombudsman de arrabal…… Puros Entreteloncitos…… Transparencia vs corrupción……

Por Samuel Valenzuela ……. El texto de la renuncia de Carlos Manuel Urzúa Macías como Secretario de Hacienda, así como los dichos del presidente Andrés Manuel López Obrador al aceptarla y nombrar como relevo a Arturo Herrera Gutiérrez, confirman los peores presagios para la economía de los mexicanos para los siguientes meses y años si es que no se acota el autoritarismo presidencial.

 

Demoledor y lapidario el académico al negarse a seguir como florero ante el tráfico de influencias, nepotismo, conflictos de interés y corrupción, improvisaciones y ocurrencias, extremismos y ejecución de políticas públicas sin sustento en materia económica –también—en el marco de la baja más importante del gabinetazo pejista, cuyos efectos son de pronóstico reservado.

Pieza mayor en la estructura orgánica de la cúpula del gobierno federal, Urzúa Macías pudo detener el cerco en los últimos siete meses al menos en la macroeconomía, al ser generador de confianza en el sistema financiero internacional y entre los capitostes del sector privado nacional, no obstante que el ejercicio del poder en Hacienda estaba y sigue estando en manos de la oficial mayor Raquel Buenrostro, destinataria evidente de los extremismos que alude en su carta de renuncia.

No es cualquier cosa que un miembro de la Academia de Ciencias, con Maestría en Matemáticas por el Tecnológico de Monterrey y miembro destacado del Centro de Investigaciones y de Estudios Avanzados del Instituto Politécnico Nacional, denuncie la toma de decisiones de política pública sin el suficiente sustento y que en política económica se decide sin evidencias y con carga extremista.

Reveladora carta de renuncia a la Secretaría de Hacienda de Carlos Manuel Urzúa Macías

Y lo que parece ser la norma en la llamada cuarta transformación, confirma que en la dependencia que estuvo a su cargo, fueron impuestos altos funcionarios que no tienen el conocimiento de la Hacienda Pública y lo más grave, que tales imposiciones fueron a través de la influencia de personajes cercanos al presidente, en lo cual subyacen conflictos de interés y corrupción.

Muy tenebrosas las perspectivas que derivan de esa renuncia, luego de enterarnos del sentido del chorizo emitido por el presidente al dar a conocer la aceptación, que no es otro que profundizar en sus trasnochados populismos, mientras la paridad peso-dólar se acercaba a los 20 pesos y la bolsa de valores alcanzaba un mínimo histórico en su volumen de transacciones.

La decisión de Urzúa Macías fue un acto de dignidad, que si en la cuarta transformación se generaliza ese valor propio, López Obrador estaría en grave problema, frente a lo insostenible de su asistencialismo ramplón e inocuo y el inclinado tobogán en el que cae la calidad de vida de los mexicanos, incluidos a quienes les pretende comprar su conciencia con becas, pensiones incrementadas y otras dádivas que vienen a resultar aspirinas frente a las consecuencias de las políticas públicas en materia económica que tan bien describe el renunciado.

Por supuesto que resulta preocupante y son causa de incertidumbre las razones de esa renuncia, lo cual sin duda prospecta muy malos augurios para la economía nacional, con todo y sus efectos en la mesa de las familias mexicanas.

Con su hija María José Urzúa, el extitular de Hacienda luce sin agobio alguno

Si con Urzúa Macías los flujos de ministraciones a Estados y Municipios era lento, pues con su relevo, ese Herrera Gutiérrez que luce avasallado por el autoritarismo pejiano, será más lento y si la estructura operativa federal en los estados es como si no existiera, pues dejará de existir como tal para convertirse en caverna para diseñar estrategias electoreras.

Por lo pronto, ya se alzan voces por el nombramiento que hizo al bote pronto el presidente en favor de Herrera Gutiérrez, ya que dicha facultad no es prerrogativa exclusiva del ejecutivo federal, si no que el trámite inicia con una propuesta o propuestas a la Cámara de Diputados, que es la instancia que a fin de cuentas decide.

Bien el dirigente estatal del PRI, Ernesto de Lucas al describir como inédita la renuncia y sobre todo, preocupante de sus razones, estado de ánimo que luce generalizado incluso en los círculos más conspicuos de la cuarta transformación en Sonora, como es el caso del súper delegado Jorge Taddei Bringas, quien de acuerdo a su reacción, lo agarró en babia este episodio y resultante de lo que sin duda él es testigo más o menos cercano al ser parte de las improvisaciones y ocurrencias que se toman.

Y todo indica que las cosas empeorarán con un presidente voluntarista, que obsesionado en medidas clasistas y en aras de un proletarismo estúpido, ha sentenciado a la pobreza a las mayoritarias clases medias, amenaza cada vez más evidente.

Ernesto de Lucas Hopkins

“Ojalá esta renuncia de alto impacto para el país ponga orden, madurez y una alta dosis de sensatez en las futuras decisiones del Ejecutivo Federal. Lo que importa es el crecimiento y desarrollo de México, y no la visión irresponsable de pretender instaurar un gobierno con visión netamente electoral, pues a escasas horas de la renuncia ya se vio como afectó esta decisión a la economía nacional con el alza en el precio del dólar”, enfatizó el popular Pato, cuya esperanza luce como una utopía.

Estaremos muy pendientes de las definiciones por venir, quedando pendiente conocer las identidades de quienes el renunciado adjudica las causales de su tirada de toalla, no descartándose que haya más decisiones similares que se agreguen a una docena de funcionarios de alto nivel que han preferido dejar sus cargos ante las improvisaciones e incompetencias de la casta gobernante en turno.

Sería bueno saber la identidad de quienes por recomendaciones llegaron a la SHCP sin tener idea de políticas públicas hacendarias y en quienes recaen conflictos de interés; que decisiones no han sido sustentadas con la evidencia económica indispensable y a qué se refiere Urzúa Macías con los extremismos aludidos.

En fin, está ocurriendo lo que hemos temido al revelarse esa faceta de incompetente que con demagogias siempre ocultó el presidente López Obrador, sin que resulte ninguna novedad el arribo a puestos de gobierno toda esa caterva de arribistas, oportunistas y revanchistas, unos por obra y gracia del voto popular y otros por tráfico de influencias y recomendaciones.

Ana Gabriela Guevara

Muy difíciles lucen las prospectivas para el corto y mediano plazo para los mexicanos, cuando dos de las asignaturas más importantes, la economía y la seguridad pública están inmersas en gigantesca burbuja negra a causa de impericias y torpezas, sin dejar de lado la actual crisis en el sistema de salud y retroceso histórico en el sector educativo.

Ya se cruzan apuestas sobre quien podría ser el siguiente renunciante y los momios ponen en primer lugar a Alfonso Durazo Montaño que como titular de Seguridad Pública a dejado ver que no puede con esa responsabilidad y lo que son las cosas, la también sonorense, Ana Gabriela Guevara está en el segundo lugar, sin descartar que corra la misma suerte el titular de la SADER, Víctor Villalobos.

La verdad, que decepción, que desengaño social tan grande representa un gobierno que recibió histórico apoyo en las urnas hace apenas un año y días, arraigándose en el imaginario popular de que esa mayoría fue víctima de su ingenuidad y del hastío por malos gobiernos del PRI y del PAN, para ahora estar en la encrucijada en donde las opciones son peores que ese pasado reciente.

Y hay de renuncias a renuncias, porque guardando gigantescas proporciones, este martes hubo renuncia al PAN Sonora, la de Jesús Félix Holguín, quien luego de 16 años en ese partido y después de un par de derrotas consecutivas al morder el polvo ante Eduardo Castro Luke por la diputación local en la elección del 2012 y luego en la del 2015 ante Faustino Félix Chávez por la alcaldía, optó por ahuecar el ala tal como lo hizo en su momento cuando el PRI ya no le resultó redituable para sus negocios.

Jesús Félix Holguín

Pero el PAN le dio un par de satisfacciones ya que en el 2003, casi recién desprendido de la ubre priista le ganó la alcaldía de Cajeme a Sergio Gastélum de la Vega y tres años después derrotó al empresario radiodifusor Luis Felipe García de León por la diputación federal, siempre haciendo mancuerna estratégica con el también expriista converso al panismo, Sóstenes Valenzuela Miller.

Pues ahora decidió irse como agente libre con la posibilidad de que sea acogido por MORENA, que como se sabe, no se reservan el derecho de admisión y su versatilidad les permite adoptar cascajos y rebabas de cualquier tipo.