Banner Visita Alamos
Secretaria de Salud Publica
Jueves, 08 Noviembre 2018 08:23

TOQUE DE QUEDA…… *Envía gobernadora Claudia Pavlovich terna para designar a fiscal……*Ante la presencia de un pelele manda el narco en Nogales……*El trabajo de 3 años en seguridad se podría ir al caño….

Por.- Gustavo Valenzuela G…… Ante la presencia de un pelele manda el narco en Nogales.

 

En la reunión en la que se instaló la comisión de seguridad pública en el Congreso del Estado, dio pena escuchar a varios comisarios y jefes de la policía municipal, sobre la situación que guarda el estado y muchos municipios, donde ya se cobra piso, cuota a empresarios por parte del crimen organizado, acciones que son solapas desde el poder y auspiciadas por policías.

La mayoría de los jefes son nuevos, algunos con experiencias y otros no. Como por ejemplo José Ávila Ortiz, un desconocido, que pese a tener varios expedientes penales llegó bien apadrinado a una de las plazas más complicadas y disputadas por el narco: Nogales.

Presume una sarta de barbaridades y hace alarde de que Nogales, Sonora y México será un paraíso para vivir. Sin embargo ayer miércoles en dicha frontera se soltaron los demonios entre buenos y malas, aunque la sangre no llegó al río, quedó claro el poder y los arreglos del crimen organizado.

En redes sociales compañeros de aquella frontera dan cuenta de hechos criminales, incluyendo acciones que denigran y humillan a policías.

Ávila Ortiz, un policía de banqueta, y el alcalde de Morena Jesús Pujol Irastorza están sentados en un barril de pólvora. Si no toman con seriedad y profesionalismo el tema de seguridad las consecuencias pueden ser fatales.

Ya policías en esa frontera empiezan a denunciar una serie de irregularidad, así como la falta de liderazgo del citado comisario, originario de Guaymas que quiere arreglar los problemas de inseguridad mediáticamente, con anuncios espectaculares cuando la gente sufre los embates de la violencia y empresarios tiene que estirar sus ganancias para compartirla con mañosos.

El primer error es no aceptar los problemas, el segundo las consecuencias fatales producto de la corrupción e impunidad, y la falta de infraestructura para enfrentar en igualdad de circunstancias a los criminales.

Sí no que se vean el espejo de Cajeme donde el alcalde Sergio Pablo Mariscal y su comisario echaron en saco roto las amenazas contra policías, omisión que les costó la vida a dos agentes.

Por ello urgen quienes marquen las directrices y establezcan los mecanismos de coordinación, estrategias y planeación para la seguridad en el estado, donde aún están vacantes los cargos de fiscal general y secretario de seguridad pública.

El trabajo de 3 años en seguridad se podría ir al caño

Sonora en muchos reglones rescató buenos resultados en los 3 últimos años, después de un sexenio en que el gobierno de Guillermo Padrés naufragó sin dirección y sin rumbo, pero con la corrupción como bandera.

Como lo prometimos en el pasado despacho hoy nos toca analizar los resultados, bueno o malos, que afectaron a comerciantes, que sufrieron robos durante los últimos 6 años.

A pesar de las condiciones actuales en la que no hay secretario de seguridad, Adolfo García Morales deja retos importantes en materia de seguridad pública en 3 años al frente de la dependencia, de acuerdo a estadísticas  del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, hay una variación a la baja del 38.4 por ciento de septiembre del 2015 a julio 2018 en comparación de septiembre del 2009 a julio del 2012.

En ese lapso de 2009 a 2012, se tienen registrados 4000 robos a comercios en Sonora, mientras que de 2015 a 2018 se cometieron 2466. Fue en el 2011 cuando más se violentaron comercios con 1386, mientras la cifra más baja se dio en 2016 con 790 robos al mismo sector.

Esos números colocan a Sonora en el lugar 22 nacional, es decir dentro de los 10 estados con los índices más bajos.

En el delito de violación en la actualidad Sonora está en la posición número 30, y se coloca entre los 3 estados con menor incidencia delictiva.

Aquí la variación es de las más importantes pues bajó un 42.6 por ciento de septiembre de 2015 a julio del 2018, con respecto al mismo período del 2009 al 2012. Ese lapso con Guillermo Padrés se cometieron 992 violaciones mientras en la actual administración se contabilizan 569.

El reto para quien asuma el cargo de secretario de seguridad pública en Sonora es importante, los números ahí están, y el compromiso es abatir todos los índices que generan inseguridad.

No tendrá pretextos por falta de infraestructura, presupuesto, capacitación, reglones en los que han realizado inversiones importantes.

Igual tendrá que sostener la confianza de la sociedad, iniciativa privada y sectores productivos, que como nunca en este sexenio han sido tomados en cuenta en la toma de decisiones que ayuden a mejorar la seguridad pública.

Recobrar la operatividad y control de la Policía Estatal de Seguridad Pública, sin duda debe ser una prioridad, de lo contrario, quien llegue estará destinado al fracaso.

El entorno de violencia e inseguridad que se vive en algunos municipios así lo exige hoy más que nunca.

Hay terna para fiscalía general

La gobernadora Claudia Pavlovich envió al Congreso del Estado la terna para designar al fiscal general.

La lista está integrada por: Rafael Ramírez Leyva, Jesús Gabino Cabanillas Herrera y Claudia Indira Contreras Córdova. Los tres, dice, cuenta con trayectoria, probidad y trabajo. Sobrevivieron a la lista inicial de 40 y luego a la de 34 que fue enviada a la mandataria.

Los diputados tienen la última palabra, que de no hacerla valer con la aprobación de las dos terceras partes, le darán la opción a la gobernadora Claudia Pavlovich de designar a un interino.