Lunes, 04 de Diciembre de 2017 08:02

Rastrillando..... ¡Aaaarrrancan!...

por  Descierto
Vota este articulo
(0 votos)

Mario Munguía Murillo..... Cuando Carlos Armando Biebrich fue gobernador de Sonora -1973 a 1975-, ungido por el dedazo institucional de en aquel entonces presidente  Luis Echeverría Álvarez, que se dio el lujo de modificar la constitucional para rebajar  la edad mínima legal para que pudiera ser electo Gobernador  su cachorrito que, fue el “candidato de la unidad”, y obvio,  postulado y electo Gobernador de Sonora en 1973. Era el PRI hegemónico.

Carlos trunco su carrera política cuando en octubre de 1975, un grupo de campesinos de San Ignacio Rio Muerto, reclamaban el reparto de tierras y fueron desalojados a balazos por órdenes del gobernador de Sonora. Y como siempre sucede, surgieron versiones de unos y otros, pero al final la verdadera historia de aquellos lamentables sucesos solo los muertos la conocen.

Carlos Armando Bieberich tiene muchas anécdotas en torno a su corto mandato como gobernador, incluida su esposa; desde saqueo a las arcas del Estado, hasta muertes, dicen, por ejemplo que él fue el culpable de la muerte del “Enricon”, un homosexual que tenía una fonda en la calle Matamoros y Sonora -¿?-  (si usted tiene la dirección exacta, mucho le agradecería me lo dijera) donde fue encontrado torturado y salvajemente asesinado, crimen de odio sería clasificado hoy en día.

Han pasado muchas lunas desde entonces y hoy, la gente es más exigente, más participativa en esto de la política, claro, vía voto por voto, casilla por casilla. Por eso, aquel hegemónico partido único y todo poderoso, debe mirar a los lados y al frente y no más para atrás, porque están surgiendo nuevos y nuevas participantes en esto de las candidaturas.

Pero el PRI en su interior sigue actuando de acuerdo a sus usos y costumbres, así como a Biebeirich lo ungieron candidato hace 50 años, así, el espartano gladiador José Antonio Meade Kuribreña, es hoy el “candidato de la unidad”.

Peña Nieto, el aún presidente de la Nación y del PRI, cambio los estatutos y  las reglas de su partido, fue en la Asamblea Nacional, un  sábado, ahí, los priistas votaron por quitar los candados para que cualquier ciudadano pudiera ser candidato del tricolor –bueno, no cualquiera, solo el gladiador-.

En la hoy histórica XXII Asamblea Nacional Ordinaria se oficializo el cambio, le quitaron los candados y la puerta se abrió al ciudadano gladiador; y, se prohibió la reelección inmediata de legisladores que llegaron a ese cargo por la vía plurinominal.

Ante esto, los que inmediatamente respingaron fueron Beltrones porque queda fuera  su hija actual diputada plurinominal Sylvana Beltrones Sánchez, Cesar Camacho, Carlos Ramírez Marín, el “líder” Cetemista-petrolero  Carlos Romero Deschamps que ha sido 3 veces diputado federal  y 2 senador, el  Emilio Gamboa Patrón 3 veces senador y una diputado y así, la lista es grande.

La institucionalidad de los priistas herederos es reconocida, ya antes, Manlio Fabio Beltrones, busco ser el candidato a la presidencia pero, le gano Enrique Peña Nieto; hoy, le gano el ciudadano José Antonio Meade Kuribreña y, seguramente después de algunas negociaciones en lo oscurito con la nomenclatura, cedió diciendo que “No veo la herida”, y apoyará a quien sea el candidato tricolor –obvio-, “Todos deben tener la seguridad que muchos más militantes que simpatizantes tendrán oportunidad de ser candidatos a la gubernaturas, senaduría , diputaciones, presidencias municipales, pues el PRI sin sus militantes no se entienden y en este momento sin la inclusión ciudadana tampoco, hacemos una sinergia” dijo.

Lo mismo pasó con la beligerante Ivonne Ortega, que  busco el apoyo de la militancia para competir por la candidatura presidencial del PRI, pero, tras ser llamada a platicar con Peña Nieto, la diputada federal con licencia dijo al salir de los Pinos: “Hoy (creo fue el día 1 de diciembre), con nuestras convicciones partidistas intactas, he decidido no inscribirme al proceso de selección interna y manifiesto públicamente mi respaldo al doctor José Antonio MeadeKuribreña”. Termino con la frase más priista siempre escuchada: “Es una decisión basada en mi lealtad al partido”. La duda ¿Qué le dirían a Beltrones y a la Ivonne Ortega?

Desde el viernes, militantes priistas y funcionarios de los tres poderes de gobierno, y medios especiales de comunicación invitados, salieron rumbo a la ciudad de México, antes Deefe, a presenciar la liturgia –así lo dice el Meade- que realizara el Concilio para ungir al ciudadano espartano que luchara en la contienda del 2018para perpetuar en el poder económico-político a la horda priista y, así, mantenerse vigentes con un nuevo PRI renovado…

Las tribus contendientes, los filibusteros aún no dan señales de vida; solo cabalga desde tiempo atrás, un Gengis que lucha por cambiar el statu quo de la Nación.

Domingo 3 de diciembre. Llegaron las fuerzas vivas, de provincia, donde los sectores del PRI  -la CTM, CNOP, CNC- cumplieron como siempre,  arribaron a la explanada de la sede nacional del tricolor; las bandas de música, las matracas y banderines formaron el escenario donde una vez más, el PRI presento a su candidato, el único, el de la unidad. No hubo contrincante, él y ella son institucionales, soldados del partido que vuelven a perder, se acabó “su poder político”.

José Antonio va por el apoyo de quienes, como él, de los ciudadanos sin militancia partidista. Seguramente ya tiene “el diagnóstico” de la problemática nacional, de algo le han de servir los 20 años de “servidor público”, pero bueno, fácil, fácil no la tiene.

Dijo: “México tiene un mejor presente y futuro. Esto fue posible gracias al talento y la sensibilidad de un arquitecto del cambio. Por la conducción de un mexicano con temple, valentía, y profundo amor a México, el presidente Enrique Peña Nieto”.

Ahora, todos los priistas le encontraron sus virtudes. Incluso la Ivonne y Manlio. Pero no hay que perder de vista al “Borrego” Gándara, él se la jugó desde principio, fue operador importante para que el gladiador ciudadano llegara como candidato único y de unidad. Ojo con el “Borrego”.

Como cada seis años, la promesa de un nuevo México inicia este próximo 14 de diciembre. Larga vida a este hermoso y mágico país.

Pero mejor ‘i se las dejo. Ya inicio el mes de la alegría, todos esperamos a Santa Claus y un fin de año donde seguramente habrá exquisitas viandas, suculentos platillos y etílicas bebidas, ¡salute!...¡¡¡SARAVAH!!!

Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla

@mariomunguia8

www.vocesdeldesierto.com

Descierto

Ultimos articulos de Descierto

ir arriba