Jueves, 30 de Agosto de 2018 10:19

El Zancudo, no mata pero hace roncha..... La “Roqueseñal” en la posmodernidad......

por  Descierto
Vota este articulo
(0 votos)

Por Arturo Soto Munguia...... La consigna atronadora en San Lázaro simboliza y proyecta lo que viene. “Es un honor estar con Obrador”, saliendo de las 247 gargantas morenas es la “Roqueseñal” que la posmodernidad rescata para ilustrar las secuelas del primero de julio.

En 2018 no es la sumisión del Legislativo al Ejecutivo para validar políticas públicas y elevar a rango de ley el culto a la personalidad, sino la equiparación fáctica con el flemático parlamento británico; el parangón entre la Cámara de Diputados en México y la Cámara de los Comunes del Reino Unido donde la bancada del primer ministro lo defiende a gritos y porras.

En la dictadura perfecta de San Pedro de los Sahuaros, Humberto Roque Villanueva es la más deleznable y apocalíptica encarnación del asco hecho diputado; en la eurocéntrica visión del nuevo parlamento mexicano que se apresta a la cuarta transformación, Gerardo Fernández Noroña o Napoleón Gómez Urrutia son la sublimación de la democracia vueltos hombres.

No digo, de ninguna manera, que la suspensión temporal del prianperredismo tan odiado no mereciera abandonar el terreno de la hegemonía, pero tampoco me entusiasma tanto ese relevo de consistencia tan dudosa (sobre todo porque allí coexiste lo más granado del prianperredismo) que representan los legisladores de la coalición Juntos haremos historia.

El país necesitaba una sacudida como la que los mexicanos le dieron en las urnas el pasado uno de julio. Pero las señales iniciales que envía la nueva clase dirigente no son, disculpe usted, alentadoras. Más bien abonan mucho a las versiones que apuntan al gatopardismo. A la sacralización de lo viejo sólo por la superposición a la realidad nacional, de personajes nuevos, con todo lo que de nuevos tenga el reciclaje de todos tan temido.

Pero bueno, sé que me va a linchar la Lolita Aragón cuando a continuación diga que todo se reduce al bono democrático o al voto de confianza.

Lo viejo era malo sólo porque era viejo, pero lo nuevo es más malo, porque al frente de los esfuerzos por reinventar están los mismos viejos. Peor aún: están los nuevos que aprendieron de los viejos, como los fabulosos cangrejitos que se negaron a caminar para adelante, ya que no veían a sus padres hacerlo de otro modo.

Cito un ejemplo más a la mano, ocurrido en Sonora. El diputado Luis Armando Colosio, oriundo de Magdalena, compadre de Alfonso Durazo y probablemente coordinador de los legisladores locales en el Congreso, se permitió un chascarrillo que pudo ser la delicia de las redes sociales, si no fuera porque mostró en todo su esplendor el cobre de esa misoginia que se esconde tras un chiste “inocente”.

Posteó en su cuenta que el regalo con el que sueñan las mujeres no es un carro del año, sino una estufa con pantalla de computadora integrada para que pudieran estar checando Facebook.

Si hubiese sido alguien de cualquier otro partido, el feminismo nacional hubiera convertido el post en trending topic en unas cuantas horas. No sucedió así. Dos o tres mujeres de las que usualmente están a la caza de esos gazapos respondieron tibiamente. Si hubiese sido un diputado de un partido distinto a Morena, el escándalo en la red sería mayúsculo en estos momentos.

Pero no. El señor es de Morena y se da el lujo de responderle, a quienes lo cuestionaron, con una altanería que va más allá de lo políticamente correcto: “A todos los que me quieren, les deseo larga vida para que puedan ver mis triunfos”.

Sobre eso, silencio de las feministas, sobre todo las identificadas con Morena.

Es bonito y está bien. Tampoco se van a pelear con el que podría partir y repartir el queso en el Congreso del Estado.

Nomás digo que estos son los avatares de esta transición tan sui géneris, donde lo que antes estaba mal ahora está bien. En fin, no nos cansamos de felicitarnos por ser parte de esa generación que atestiguamos todo este proceso.

II

Levanta la mano El Borrego Gándara

Aunque su periodo en la Secretaría Técnica del CEN del PRI concluye hasta 2019, Ernesto Gándara Camou dejó ayer su escaño en el Senado de la República y levantó la mano como seguro protagonista de la sucesión gubernamental Sonora 2021 que parece lejana, pero cuando menos pensemos la tendremos encima, con un calendario electoral en el que el tiempo pasa volando.

Entrevistado por Soledad Durazo la mañana de ayer, El Borrego comentó que no le desagradaba pensar que “la tercera es la vencida”, en alusión a las dos veces que se ha quedado con la carabina al hombro; en 2009, desplazado por Alfonso Elías Serrano a instancias del gobernador Eduardo Bours; en 2015 por una decisión que se tomó hasta el último momento y en la que, dicen los que saben, tuvo mucho que ver Manlio Fabio Beltrones.

Ernesto es sin duda uno de los activos más valiosos que le quedan al PRI y uno de los más institucionales. En 2009 fue buscado por el PRD para ofrecerle la candidatura en alianza con otros partidos y organizaciones, pero la rechazó para dedicarse a consolidar la estructura que formó en aquella precampaña.

En 2015, el propio Alfonso Durazo le ofreció la candidatura por Morena, pero declinó al ofrecimiento. Todavía el año pasado, cuando nadie imaginaba la dimensión de la Ola Peje en Sonora (y en todo el país), fue buscado para que se sumara a la causa de López Obrador, poniéndolo en perspectiva como candidato en 2021. Tampoco aceptó.

El resultado electoral del pasado 1 de julio modificó el escenario de tal manera, que en estos días el único prospecto de Morena para la próxima coyuntura es Alfonso Durazo Montaño. Claro, faltan todavía tres años para que se comiencen a perfilar de manera más consistente las definiciones del caso y pueden pasar muchas cosas.

Pero de entrada, con eso de que no le desagrada la idea de que “a la tercera es la vencida”, Ernesto Gándara adelanta que será protagonista en esa contienda, aunque no se sabe bajo qué plataforma. Qué nervios…

III

Acalambró a más de cuatro la filtración de el orden del día para la sesión de la Junta de Gobierno de Agua de Hermosillo programada para este jueves, y en el que según la regidora del PAN, Elsa Velasco Chico se votará la autorización de una alianza público-privada para la medición, facturación, entrega de recibos y cortes al servicio.

Esto, que otros interpretaron como el principio de la privatización de los servicios de la paramunicipal, así como el “borrón y cuenta nueva” para usuarios en mora desde hace cinco años y que acumulan una deuda de mil millones de pesos, tiene desde luego otras lecturas.

De entrada, la presunta “privatización” de los servicios de Aguah comenzó hace muchos años, con la contratación de empresas dedicadas a ofrecerlos. Se sorprenderían de saber que hasta el sindicato de la paramunicipal contrata a empresas para que hagan el trabajo de los empleados.

Sin embargo, los rumores obligaron al director de Agua de Hermosillo, Renato Ulloa, a salir a declarar que la paramunicipal no se privatiza y que esa posibilidad “es impensable” a un par de semanas de que finalice el actual gobierno, adjudicando los rumores al cruce de ideas propio de cada cambio de administración.

“Yo no sé por qué surgió este tema, no hay nada más alejado de la realidad de lo que están diciendo”, declaró, al explicar que la paramunicipal dejará recursos suficientes para terminar el año, pagar los aguinaldos y lo correspondiente a la deuda que recibieron; de hecho, por primera vez no se generó deuda, dijo.

Lo que desató los rumores fue la inclusión en el orden del día, de un punto en el que aparece la propuesta y en su caso aprobación del programa modificado de inversión 2018 que incluye la incorporación de un esquema de asociación público-privada de largo plazo para mejorar prácticas que eleven la calidad del servicio. Y también la propuesta para depurar el padrón de cuentas incobrables.

La reunión de la junta de gobierno se llevará a cabo este jueves a las cinco de la tarde, y allí se habrán de aclarar dudas.

Lo cierto es que el proceso de entrega recepción en Hermosillo no ha estado exento de rispideces, como las que han protagonizado desde el sindicato del ayuntamiento, reclamando demandas que, siendo legítimas, se han topado con la insuficiencia presupuestal de la administración municipal, pero han servido para llevar la protesta a las calles, con bloqueos que han desquiciado el tránsito y con ello, la vida cotidiana de miles de hermosillenses.

¿Cuáles son esas demandas? El pago de un bono de puntualidad, entrega de uniformes y vales de despensa que se han retrasado como suele ocurrir cíclicamente cada fin de año.

Precisamente ayer hubo un encuentro de la alcaldesa Angelina Muñoz con la dirigencia del sindicato para abordar estos temas. El ayuntamiento se comprometió a buscar la forma de cumplir con sus compromisos patronales, mientras el sindicato a evitar bloqueos y cierres de calles, al menos mientras se concretan los resultados de estas negociaciones.

También me puedes seguir en Twitter @Chaposoto

Visita www.elzancudo.com.mx

Descierto

Ultimos articulos de Descierto

ir arriba